1 de junio de 2011 / 23:12 / en 7 años

Película sobre Senna combina su vida con la emoción en la pista

Por Mike Collett-White

<p>Foto de archivo del fallecido piloto de F&oacute;rmula Uno Ayrton Senna en el podio del Gran Premio de Suzuka, Jap&oacute;n, oct 24 1993. Un nuevo documental sobre el fallecido campe&oacute;n brasile&ntilde;o de F&oacute;rmula Uno Ayrton Senna combina la emoci&oacute;n de las carreras de alta velocidad con un conmovedor retrato del hombre detr&aacute;s del volante, utilizando secuencias nunca vistas tanto en la pista como fuera de ella. REUTERS/John Pryke</p>

LONDRES (Reuters) - Un nuevo documental sobre el fallecido campeón brasileño de Fórmula Uno Ayrton Senna combina la emoción de las carreras de alta velocidad con un conmovedor retrato del hombre detrás del volante, utilizando secuencias nunca vistas tanto en la pista como fuera de ella.

“Senna”, ya en los cines, dibuja el retrato de un hombre apasionado por su deporte y seguro de su talento, pero también frustrado por lo que veía como una intromisión política en un mundo dominado por el dinero y la tecnología.

Ya convertido en campeón del mundo y estrella mundial, recordaba con nostalgia sus días de conductor de karts en la década de 1970 y primeros años de la siguiente, asegurando en una entrevista que las carreras de aquellos días eran algo puro.

Para el director británico Asif Kapadia era su primer documental en el que prescindía de las declaraciones y se centraba en Senna: en el coche, en el circuito, en los enérgicos encuentros entre los pilotos, rodeado por sus vociferantes fans o en casa, en Brasil, con su familia y amigos.

“Sentí que había algo muy especial en esta persona”, dijo Kapadia a Reuters en una entrevista telefónica.

Senna combinaba una profunda espiritualidad, una relación cercana con sus padres y una integridad profesional con la vida de una estrella mundial, y se granjeó el cariño de millones de personas mostrando sus emociones durante los buenos y malos momentos.

“Su vida fue excitante, emocionante e inspiradora: luchó contra la corrupción y el sistema y defendió muchas cosas buenas”, dijo Kapadia, que hizo la película para todo el mundo, no sólo para los aficionados a las carreras.

“Era un hombre especial, y lo que representaba en los circuitos era casi más impresionante que su genialidad al volante”, añadió.

CRITICAS BRILLANTES

Las críticas han sido en general brillantes.

“A veces surge un documental que inesperadamente te llega y te atenaza la garganta, sin darte ni un segundo para respirar. Eso es lo que pasa con ‘Senna’”, escribió Kenneth Turan en el diario LA Times a principios de año.

El éxito del proyecto radica en la cooperación de la familia de Senna y del jefe de la Fórmula Uno, Bernie Ecclestone, ricas fuentes para la obtención de las secuencias nunca vistas.

Los espectadores pueden ver entre bastidores mientras Senna defiende su postura sobre las medidas de seguridad en un acalorado encuentro entre pilotos y sale furioso de otro al sentir que sus compañeros lo atacaban.

También se le ve relajándose en yates de lujo con su familia y novias, se le escucha discutir sobre la desigualdad social en su Brasil natal y el público se entera por su hermana cómo el piloto buscaba fuerzas en la Biblia en el aciago Gran Premio de San Marino de 1994.

En el dramático desenlace, Senna estaba claramente descontento con su coche en una época en la que los equipos experimentaban con ingeniería novedosa, y su aprensión aumentó cuando el piloto austríaco Roland Ratzenberg murió en la clasificatoria.

El médico de la Fórmula Uno Sid Watkins recordó sugerir a Senna que se retirara del evento sólo para tener que correr a la escena del fatal accidente del brasileño el día de la carrera. Senna tenía 34 años.

Mucho se ha hablado de su feroz rivalidad con el campeón francés Alain Prost, con el que Senna frecuentemente chocaba y que queda retratado de una forma mucho menos positiva, algo que criticaron algunos espectadores.

El documental muestra a Senna como un purista de las carreras cuyo instinto le impelía a ganar a toda costa, mientras que Prost era un piloto más frío y calculador que acumulaba puntos y tenía de su parte a poderosos personajes en las altas instancias de la Fórmula Uno.

Kapadia dijo que su objetivo no era hacer un retrato periodístico y equilibrado.

“Estaba haciendo una película, y necesitaba seguir un punto de vista”, dijo el director. “Estaba dispuesto a aceptar nuevas ideas. Como creador de películas creo que hemos contado una historia honesta. No nos hemos metido con nadie, pero el documental no ha ido nunca dirigido a complacer a los fans de Prost”, comentó.

Traducido por Jaime Ortiz en la Redacción de Madrid

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below