10 de agosto de 2011 / 17:53 / en 6 años

Artista chino Ai Weiwei resistió "enorme presión" en detención

Por Sui-Lee Wee

<p>Foto de archivo del artista disidente chino Ai Weiwei en la entrada de su estudio en Pek&iacute;n, jun 23 2011. Ai cuya desaparici&oacute;n en abril caus&oacute; un clamor internacional, fue sometido a intensa presi&oacute;n psicol&oacute;gica durante los 81 d&iacute;as que estuvo retenido en un lugar secreto y a&uacute;n enfrenta a la amenaza de prisi&oacute;n por supuesta subversi&oacute;n, dijo a Reuters una fuente familiarizada con los hechos. REUTERS/David Gray</p>

PEKIN (Reuters) - El artista disidente chino Ai Weiwei, cuya desaparición en abril causó un clamor internacional, fue sometido a intensa presión psicológica durante los 81 días que estuvo retenido en un lugar secreto y aún enfrenta a la amenaza de prisión por supuesta subversión, dijo a Reuters una fuente familiarizada con los hechos.

En el primer relato del tratamiento de Ai durante su detención, la fuente, que no quiso ser identificada por temor a represalias, dijo que el artista de 54 años fue interrogado más de 50 veces por la policía mientras estuvo retenido en dos lugares secretos.

El interrogatorio se centró en el supuesto papel de Ai en las planeadas protestas inspiradas en las revueltas en el mundo árabe y en sus textos que podrían constituir actos subversivos, dijo la fuente.

El relato contradice las reiteradas declaraciones del Gobierno chino de que la detención de Ai obedeció a supuestos delitos económicos.

“Lo que están haciendo es ilegal”, dijo Ai a los agentes de policía en un momento dado, según la fuente. “Le dijeron: ‘Sabes que antes de morir Liu Shaoqi se aferraba a la Constitución () No hay diferencia entre el país en el que estamos ahora y el tiempo de la Revolución Cultural”.

Liu, un ex presidente chino, fue purgado y murió en prisión durante la Revolución Cultural entre 1966 y 1976, cuando el máximo líder Mao Zedong se volvió contra sus camaradas en nombre de una reforma radical.

En el segundo lugar donde Ai estuvo detenido por 67 días, el artista famoso por su trabajo en el Estadio Olímpico “Nido del Pájaro” de Pekín fue vigilado por dos policías 24 horas al día, que observaban cada uno de sus movimientos, a menudo con sus caras a sólo centímetros de la suya.

Ai tenía que pedir a los agentes permiso para beber agua y usar el baño. No le estaba permitido hablar y cuando dormía le exigían que pusiese las manos encima de la manta, dijo la fuente.

“Fue una presión psicológica inmensa”, explicó.

Según las condiciones de su liberación, Ai no puede ser entrevistado por periodistas, reunirse con extranjeros, utilizar internet o contactar con defensores de los derechos humanos durante un año, añadió la fuente.

Durante su detención, Ai se alimentó bien y pudo dar largos paseos, dijo la fuente.

Ai es desde hace tiempo un destacado crítico del Gobierno chino y se creía que estaba de alguna manera protegido por su fama y por ser hijo del famoso poeta comunista Ai Qing.

El día de su liberación la policía le dijo que podía enfrentarse a 10 años de prisión por “incitar a la subversión contra el poder del Estado”, una acusación genérica que China a menudo utiliza para castigar a los disidentes.

El artista fue el personaje internacional más conocido de los activistas de derechos humanos detenidos en China en febrero.

Su familia dijo reiteradamente que era un blanco de las autoridades por su crítica abierta a la censura y los controles del Partido Comunista.

Reporte de Sui-Lee Wee; Traducido por Iciar Reinlein en la Redacción de Madrid

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below