30 de diciembre de 2011 / 20:33 / en 6 años

Sondas buscarán resolver misterio del interior de la Luna

(Naves arribarán el fin de semana al satélite de la Tierra)

Por Irene Klotz

CABO CAÑAVERAL, EEUU (Reuters) - Dos sondas robóticas de la NASA deberían llegar a la Luna este fin de semana para resolver el prolongado misterio de lo que ocurre al interior del satélite natural de la Tierra y cómo llegar ahí.

Las naves de 303 kilos del laboratorio GRAIL de la agencia espacial estadounidense fueron lanzadas en dirección a la Luna en septiembre.

La sonda GRAIL A tiene previsto iniciar una maniobra de 40 minutos para entrar a la órbita lunar a las 2121 GMT del sábado, mientras el GRAIL B la seguirá 25 horas más tarde. Ambas son vitales para una intrincada misión destinada a estudiar la gravedad de la Luna, programada para comenzar en marzo.

“No celebraremos demasiado hasta que tengamos a GRAIL B dentro de la órbita lunar por la tarde del primer día de Año Nuevo”, dijo el director del proyecto, David Lehman, del Laboratorio de Propulsión de Naves de la NASA en Pasadena, California.

Una vez que se encuentren a unos 55 kilómetros de la superficie de la Luna, las sondas volarán en línea, acelerando y reduciendo la velocidad en respuesta a los niveles del campo gravitacional del satélite natural.

Al medir constantemente los cambios con la distancia entre ambas naves, los científicos pueden crear un mapa gravitacional de la Luna. Los cambios en velocidad serán altamente sutiles.

Los datos serán utilizados para modelar la estructura interior lunar, una pieza clave de información aún desconocida pese a que se han realizado más de 100 misiones previas a la Luna.

Los científicos creen que la Luna surgió cuando un objeto de alrededor del tamaño de Marte colisionó con la Tierra poco después de la formación del Sistema Solar hace unos 4.500 millones de años.

“Realmente sabemos muy poco sobre cómo ocurrió la formación y cómo se enfrió después de este suceso violento”, dijo la científica Maria Zuber de la misión GRAIL y que trabaja para el Instituto de Tecnología de Massachusets.

Zuber y su equipo tienen 82 días para realizar sus investigaciones.

Si las naves alimentadas con energía solar, construidas por Lockheed Martin Corp, sobreviven más allá del próximo eclipse lunar de junio, la misión de 496.000 millones de dólares podría ser extendida para realizar un mapa de la superficie a una cercanía de hasta 25 kilómetros de la Luna.

Editado en español por Marion Giraldo

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below