18 de febrero de 2012 / 14:17 / en 6 años

Drama cárcel Italia gana Mejor Película en Berlín

Por Mike Collett-White

BERLIN (Reuters) - “Caesar Must Die”, un docu-drama en blanco y negro grabado en una cárcel de alta seguridad en las afueras de Roma, ganó el sábado el Oso de Oro a la mejor película en el Festival de Cine de Berlín.

El poderoso filme, dirigido por los hermanos Paolo y Vittorio Taviani -de 80 y 82 años, respectivamente-, era uno de los favoritos para quedarse con el trofeo.

Los Taviani siguieron a un grupo de convictos, incluyendo a asesinos y miembros de la mafia, mientras ensayaban la puesta en escena de “Julius Caesar” en la cárcel.

Los críticos dijeron que el hecho de que la mayor parte del elenco cumpliera penas de entre 14 años tras las rejas a cadena perpetua intensificaron el drama de la tragedia escrita por Shakespeare.

La ceremonia de premiación pone fin a la exhibición de cine por diez días, donde cientos de cintas compitieron por la atención de los medios mundiales y de ejecutivos de la industria.

Una vez más, el director del festival, Dieter Kosslich, tuvo que buscar el equilibrio entre las estrellas establecidas en la alfombra roja con la selección de películas de bajo presupuesto que de otra forma tendrían muchos problemas para poder llegar a las audiencias.

La competencia principal entre 18 películas fue considerada en general como una mejora en los últimos años y es probable que los hermanos Taviani sean ganadores populares por su bien recibida cinta.

El Oso de Plata del jurado al segundo lugar se lo llevó el drama húngaro “Just the Wind”, basado en el asesinato real de una familia en Roma.

Christian Petzold se llevó el premio al mejor director por el drama “Barbara”, ambientado en la Guerra Fría, película que era una de las favoritas para ganar el Oso de Oro.

La debutante en largometrajes Rachel Mwanza, de la República Democrática del Congo, fue la ganadora popular al premio a la mejor actriz por su interpretación de una niña soldado en “War Witch”.

Su retrato de Komona, una niña que es violada y brutalizada por rebeldes que la obligan a unirse a ellos en un conflicto en un país de Africa que no es nombrado, no se condecía con su edad e inexperiencia.

Conversando con la prensa en día de la premiere mundial del filme, Mwanza habló sobre el abandono que sufrió primero de sus padres y posteriormente de su abuela.

“Ya no tengo una familia, la gente que ven a mi lado es mi familia ahora”, dijo, refiriéndose al elenco y al equipo de la película, rodada en su país natal.

“A Royal Affair”, basada en un escándalo real del siglo XVIII en Dinamarca, se llevó dos distinciones: mejor actor (Mikkel Boe Folsgaard como el trastornado rey) y mejor guión (para los escritores Nikolaj Arcel y Rasmus Heisterberg).

Lutz Reitemeier recibió el Oso de Plata al logro artístico por su cinematografía en el drama épico chino de época “White Deer Plain”.

“Sister”, sobre un joven que roba un equipamiento de esquí en un centro turístico de los Alpes para poder subsistir, ganó un Oso de Plata especial, entregado sólo en esta ocasión.

Reporte de Mike Collett-White; Editado en español por Patricio Abusleme

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below