17 de mayo de 2012 / 18:03 / en 6 años

Actor belga se gana el aplauso y primer "flechazo" de Cannes

Por Mike Collett-White

<p>El actor Matthias Schoenaerts en la alfombra roja del Festival de Cine de Cannes, Francia, mayuo 17 2012. S&oacute;lo es el segundo d&iacute;a, pero el Festival de Cine de Cannes ya ha descubierto una estrella en ciernes en el belga Matthias Schoenaerts, quien se ha ganado elogios de la cr&iacute;tica y muchos suspiros por su retrato de un tipo duro en el drama franc&eacute;s "Rust and Bone". REUTERS/Jean-Paul Pelissier</p>

CANNES, Francia (Reuters) - Sólo es el segundo día, pero el Festival de Cine de Cannes ya ha descubierto una estrella en ciernes en el belga Matthias Schoenaerts, quien se ha ganado elogios de la crítica y muchos suspiros por su retrato de un tipo duro en el drama francés “Rust and Bone”.

Schoenaerts no es nuevo en la gran pantalla, puesto que ha aparecido en más de 20 filmes incluida “Bullhead”, nominada para mejor película de habla no inglesa en los Premios de la Academia de Hollywood a principios de año.

Sin embargo, para miles de periodistas y críticos en Cannes para el festival anual de cine, la proyección para la prensa el jueves de la emotiva historia de amor de “Rust and Bone” (“De Rouillé et d‘Os”) era la primera visualización del imponente físico de este actor de 34 años.

A los pocos minutos de terminar la película, Schoenaerts fue consultado por sus perspectivas en Hollywood.

“Es curioso que lo diga, porque la semana pasada me llamaron para ‘Rambo 34’, y dije lo haré si hago también la número 35 y 36”, bromeo en la rueda de prensa.

“Está claro que en Estados Unidos hay material moviéndose, pero tengo tiempo, no tengo prisa. Soy bastante joven supongo”.

Es posible que tenga la esperanza de repetir el éxito del actor francés Jean Dujardin, que era poco conocido fuera de Francia hasta que el estreno en Cannes el año pasado de “The Artist” lo catapultó a la fama mundial y lo llevó a ganar el Oscar al mejor actor.

EVITAR EL MELODRAMA

En “Rust and Bone”, Schoenaerts interpreta el personaje central de Ali, un chico grande y brusco que se hace amigo de una empleada de Marineland llamada Stephanie, interpretada por la ganadora del Oscar Marion Cotillard, después de que ella pierde sus piernas en un accidente de trabajo.

Abatido por su suerte -duerme con su hijo de 5 años en el garaje de su hermana en la costa del sur de Francia- , Ali apenas sobrevive antes de tomar la decisión brutal pero lucrativa de meterse a boxear para conseguir dinero extra.

Al final de la obra se produjo un caluroso aplauso de los generalmente quisquillosos críticos y periodistas que cubren Cannes.

Las primeras críticas positivas se centraron en las actuaciones, aunque algunas destacaron fallos en la trama que sintieron era demasiado inverosímil.

“Schoenaerts es tan bueno como Cotillard para evitar la trampa del melodrama, y ambos sostienen una película que no es tan notable como ‘A Prophet’ pero de manera mucho más silenciosa deja una impronta considerable”, dijo Dereck Malcolm en el Evening Standard de Londres.

Cotillard comparó a su co-protagonista con Leonardo DiCaprio y Daniel Day-Lewis, mientras que una crítica online hacía comparaciones entre Schoenaerts y la emergente estrella británica Tom Hardy.

Schoenaerts admitió sentirse ansioso por tener que actuar con Cotillard, a la que conoció ya en el plató de rodaje.

“Vi a Marion antes del ensayo, estaba en una silla de ruedas, parecía totalente deprimida y pensé: ‘No va a funcionar bien con Marion’ y pensé (...) '¿Qué hago? ¿Debería ir y hablar con ella?'”.

“Rust and Bone” es una adaptación libre de una serie de historias cortas de Craig Davidson, y es una de las 22 películas que se presentan en la sección oficial del festival.

El director francés Jacques Audiard cautivó a las audiencias con su áspero drama carcelario “A Prophet” en el 2009 y aunque en “Rust and Bone” cambia de las celdas oscuras y hacinadas por paisajes abiertos y luminosos, vuelve a contar la historia de un hombre marginado que debe luchar por la supervivencia y la redención.

Audiard dijo que no podría haber hecho la película hace 10 años, porque los efectos especiales modernos le permitieron recrear de manera increíblemente realista los miembros amputados de Stephanie.

“Ahora las cosas son mucho más fáciles”, dijo. “Utilizas dispositivos especiales y puedes acabar con gran parte de las piernas. Ahora puedes utilizar una cámara de mano para producir efectos especiales. Es un progreso tremendo”, agregó.

Información de Mike Collett-White. Traducido por Iciar Reinlein. Editado por Lucila Sigal

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below