25 de agosto de 2012 / 0:06 / hace 5 años

Apple vence a Samsung en histórico caso de patentes

Por Gerry Shih y Dan Levine

<p>Exterior de la corte federal donde se realiza el juicio entre Apple y Samsung en San Jose, California. 22 de agosto, 2012 REUTERS/Robert Galbraith (ESTADOS UNIDOS - TECNOLOGIA)</p>

SAN JOSE, EEUU (Reuters) - Apple Inc logró el viernes una avasalladora victoria legal ante Samsung, luego de que un jurado de Estados Unidos determinó que la compañía surcoreana copió características clave de los populares iPhone y iPad, otorgándole 1.051 millones de dólares en compensación a la firma estadounidense.

El veredicto, que se dio después de menos de tres días de deliberaciones del jurado, podría llevar a una total prohibición de las ventas de productos clave de Samsung y posiblemente consolidará el dominio de Apple en el creciente mercado de las comunicaciones móviles.

La victoria de Apple es un duro golpe para Google, cuyo software Android potencia a los productos de Samsung que se determinó que infringen las patentes de Apple.

Google y sus socios fabricantes de hardware, incluida la propia unidad Motorola de la compañía, podrían enfrentar ahora nuevos obstáculos legales en sus esfuerzos por competir con el gigante Apple.

Los abogados de Samsung tenían el rostro sombrío en la tranquila pero llena sala de la corte de San Jose mientras se leía el veredicto, y la compañía posteriormente publicó un comunicado en el que decía que el resultado era “una pérdida para los consumidores estadounidenses”.

El jurado deliberó por menos de tres días antes de entregar un veredicto sobre los siete reclamos de patentes de Apple y los cinco de Samsung, lo que sugiere que el panel de nueve integrantes tuvo pocos problemas para concluir que Samsung había copiado al iPhone y el iPad.

Debido a que el panel determinó que la violación fue “deliberada”, Apple podría pedir que se pague tres veces el monto de compensación.

Apple remeció al negocio de los teléfonos móviles cuando lanzó el iPhone en el 2007, y sorprendió nuevamente a la industria en el 2010 cuando presentó el iPad.

Ha podido cobrar precios altos por el iPhone, con márgenes de beneficios de hasta un 58 por ciento por teléfono, para electrónicos de consumo considerados como un enorme avance de diseño y usabilidad.

El fallecido fundador de la compañía, Steve Jobs, prometió “ir a una guerra termonuclear” cuando Google lanzó Android, según su biógrafo, y la compañía ha presentado demandas en todo el mundo en un esfuerzo por bloquear lo que considera como una copia descarada de sus inventos.

La victoria legal del viernes se da un año después de que el presidente ejecutivo Tim Cook asumió el mando de la compañía. Las acciones de Apple, que esta semana se convirtió en la mayor firma por valor de mercado en la historia, subieron casi un 2 por ciento a récords máximos de 675 dólares en operaciones posteriores al cierre.

Brian Love, un profesor de derecho de Santa Clara, describió el veredicto como una victoria aplastante para Apple: “Este es el mejor escenario que Apple podría haber esperado”.

DESAFIO PARA COMPETIDORES

El veredicto se da mientras la competencia en la industria de telefonía móvil se intensifica, con Google entrando a la elaboración de hardware por primera vez con su tableta Nexus 7, y la salida en octubre del nuevo Windows 8 de Microsoft compatible con pantallas táctiles, antecedido por su tablet “Surface”.

La victoria de Apple podría presentar problemas de inmediato para las compañías que venden tabletas y teléfonos inteligentes con Android, incluida la filial Motorola de Google, que adquirió el año pasado por 12.500 millones de dólares, y HTC de Taiwán.

Amazon, que ha logrado grandes avances en el mercado de las tabletas con su económico Kindle Fire, usa una versión modificada de Android para sus productos Kindle, pero aún no ha sido objeto de demandas legales por parte de Apple.

Shaw Wu, analista de Sterne Agee, dijo que todo el universo Android podría tener que considerar “hacer algo diferente”.

“No se necesita de un científico de cohetes para mirarlo y descifrarlo”, sostuvo. “Antes del iPhone, ninguno de los teléfonos era así. Android, si lo ven, es muy similar”, agregó.

<p>El abogado de Samsung Kevin Johnson es seguido por periodistas mientras deja la corte federal despu&eacute;s de la decisi&oacute;n en el caso de Samsung frente a Apple en San Jose, California. 24 de agosto, 2012. Apple Inc logr&oacute; el viernes una avasalladora victoria legal ante Samsung, luego de que un jurado de Estados Unidos determin&oacute; que la compa&ntilde;&iacute;a surcoreana copi&oacute; caracter&iacute;sticas clave de los populares iPhone y iPad, otorg&aacute;ndole 1.051 millones de d&oacute;lares en compensaci&oacute;n a la firma estadounidense. REUTERS/Robert Galbraith (ESTADOS UNIDOS - TECNOLOGIA)</p>

Algunos en la industria dicen que la ofensiva legal de Apple es mala para los consumidores.

“Gracias a Apple ahora es obligatorio que las compañías tecnológicas se demanden unas a otras. Los precios van a subir, la competencia y la innovación van a sufrir”, dijo Mark Cuban, un empresario de internet y dueño del equipo de baloncesto Dallas Mavericks, en un mensaje en Twitter.

Pero las batallas legales están lejos de terminar. En un caso separado pero relacionado, Apple ha conseguido una medida contra el tablet Nexus de Google previa al juicio. Otra demanda, contra Motorola, fue descartada recientemente por un juez en Chicago, pero los litigios entre ambas en la Comisión Internacional de Comercio continúan.

Anteriormente el viernes, un tribunal surcoreano determinó que ambas compañías tenían parte de la culpa, ordenando a Samsung dejar de vender 10 productos, incluido su teléfono Galaxy S II, y prohibiendo a Apple que venda cuatro productos diferentes, incluido su iPhone 4.

Sin embargo, el juicio en Estados Unidos, país de origen de Apple y el mercado tecnológico más grande e influyente del mundo, es considerado como la prueba más importante para Apple en su lucha por conseguir una protección sustancial para las patentes de su iPhone y su iPad.

JUICIO RAPIDO Y TENSO

La pelea comenzó en agosto del año pasado, cuando Apple demandó a Samsung en múltiples países, acusando a la compañía surcoreana de copiar deliberadamente al iPhone y al iPad. Samsung presentó contrademandas. Apple buscaba más de 2.500 millones de dólares en compensación por parte de Samsung, que ha cuestionado esa cifra.

El jurado estadounidense pasó casi todo agosto en una repleta corte federal en San Jose, a pocos kilómetros de las oficinas centrales de Apple en Cupertino- oyendo testimonios, examinando evidencia y viendo a los abogados de ambas partes en una agria disputa por siete patentes de la empresa estadounidense, cinco de Samsung, y reclamos por daños.

El 21 de agosto, los integrantes del jurado recibieron 100 páginas de instrucciones legales de la jueza de Distrito Lucy Koh antes de oír los argumentos de cierre de los abogados.

Los representantes legales de ambas empresas usaron sus 25 horas de tiempo en el juicio para presentar correos electrónicos internos y testimonios de diseñadores y expertos. Además, hicieron demostraciones de productos para convencer al jurado.

Por momentos, sus preguntas generaron testimonios que permitieron vislumbrar detalles que van más allá de la fachada corporativa, como los márgenes en las ventas de iPhone y Samsung en Estados Unidos.

Desde el principio, la táctica de Apple fue presentar lo que pensó que era evidencia cronológica de que Samsung copiaba su teléfono.

La yuxtaposición de imágenes de teléfonos de ambas compañías y correos electrónicos internos de Samsung que específicamente analizaban las características del iPhone, con los abogados de Apple acusando a la empresa asiática de tomar atajos tras darse cuenta de que no podría seguirle el ritmo.

Por su parte, los representantes de Samsung, mantuvieron que Apple no tenía derechos sobre los diseños geométricos como los rectángulos con puntas redondeadas.

Dijeron que los reclamos de daños de Apple eran “ridículos” e instaron al jurado a considerar que un veredicto a favor de la compañía estadounidense podría reprimir la competencia y reducir las opciones de los consumidores.

El equipo legal de Samsung pareció sufrir dificultades estratégicas durante el caso. La jueza dio 25 horas a cada lado para presentar evidencia, pero Samsung había usado más tiempo que Apple antes de comenzar a llamar a sus testigos.

Al final del juicio, los abogados de Samsung debieron renunciar a contrapreguntar a algunos testigos de Apple debido a las limitaciones de tiempo. Durante los argumentos de cierre, el principal abogado de Samsung, Charles Verhoeven, jugó a la defensiva y dedicó poco tiempo a las demandas de patentes de la firma surcoreana contra Apple.

No se esperaba que el jurado alcanzara una decisión tan rápido. Incluso el viernes, el principal abogado de Samsung fue visto con ropa informal.

Pero en la tarde del viernes, un funcionario de la corte anunció que se había alcanzado un veredicto. Después de su lectura, Koh halló algunas inconsistencias en la compleja forma del jurado y les pidió revisarla, lo que resultó en una disminución de unos dos millones de dólares en la compensación por daños.

El jurado decidió que Samsung infringió seis de siete patentes de Apple en el caso, y que Apple no violó ninguna de las patentes de Samsung. La tecnología de Apple que fue protegida incluye la capacidad del aparato móvil de distinguir si la pantalla es tocada con un dedo o dos, el diseño de los íconos y la superficie frontal del teléfono.

Reporte adicional de Poornima Gupta y Edwin Chan; Editado en Español por Javier Leira, Manuel Farías y Ricardo Figueroa

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below