8 de octubre de 2012 / 17:58 / hace 5 años

Los "cazadores de trofeos" inflan el arte, dice un coleccionista

LONDRES (Reuters) - Un coleccionista estadounidense de arte cuyas pinturas del siglo XX de Alemania y Austria están valoradas en más de 100 millones de libras (unos 124 millones de euros), ha atacado a quienes llama “cazadores de trofeos” por hacer subir los precios y crear una burbuja en el mercado.

Benedict Silverman, un promotor inmobiliario y filántropo, ha decidido poner a la venta su colección con trabajos de artistas como Gustav Klimt, Egon Schiele y Otto Dix para recaudar fondos para una fundación educativa llamada Reading Rescue.

A sus 83 años es plenamente consciente de que el aumento de los precios en el arte que ha estado coleccionando durante cerca de medio siglo beneficiará su labor benéfica.

Pero en una crítica abierta al mercado, acusó a muchos compradores de estar interesados en el arte principalmente como una inversión.

“Los precios que se pagan estos días son por trofeos, no por arte”, dijo Silverman a Reuters respondiendo por correo electrónico a un cuestionario.

Cerca de 25 pinturas, dibujos y piezas de mobiliario se exponen en la galería Richard Nagy en el centro de Londres y se venderán de forma privada durante un tiempo.

“Me pregunta si (la fortaleza del mercado del arte) es un avance positivo. No lo es. Los coleccionistas expertos se quedan a un lado por estos cazadores de trofeos”, añadió.

“Creo que hay una burbuja y espero que se rompa ya que los coleccionistas de verdad están interesados en el arte, no en el precio”.

Las casas de subastas y muchos expertos en arte argumentan que no hay tal burbuja en el mercado, y que el creciente número de coleccionistas en todo el mundo está creando una base sólida para el aumento de los precios.

Pero la opinión inusualmente sincera de Silverman, expresada mientras Londres se prepara para la semana de arte Frieze cuando cientos de compradores ricos acuden a la capital británica para asistir a un gran número de subastas y visionados, es un recordatorio de que no todos son tan optimistas.

“Los coleccionistas como yo existirán siempre, pero están siendo echados a un lado por los codos afilados de especuladores y constructores profesionales de colecciones que emplean a gente con más conocimientos para que tome decisiones por ellos”, dijo Silverman.

“Está claro que si empezase hoy no habría podido hacer una colección como la que tengo y muy pocos otros podrían”.

Nagy, que colabora desde hace mucho tiempo con el coleccionista, dijo que Silverman había evitado las casas de subastas para vender su arte y prefiere la discreción de una galería y de las ventas privadas.

“Ha habido gran interés, incluyendo de museos”, dijo Nagy a Reuters en su galería en Old Bond Street.

No todos los cuatros han sido tasados, pero un gran Schiele de 1917/18 que representa al artista con alguno de sus compañeros en una versión de “La última cena” se ofrece por unos 30 millones de libras.

Información de Mike Collett-White; Traducción de Teresa Medrano

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below