7 de enero de 2015 / 11:35 / hace 3 años

Policía busca a tres franceses por ataque a "Charlie Hebdo" que dejó 12 muertos en París

PARÍS (Reuters) - La policía busca a tres ciudadanos franceses, incluidos dos hermanos de París, después de que supuestos hombres armados islamistas mataron el miércoles a 12 personas en las instalaciones de una revista satírica, dijeron funcionarios gubernamentales y de la policía.

Oficiales de policía inspeccionan la escena de un tiroteo en las oficinas de Charlie Hebdo en París, 7 enero, 2015. Al menos 10 personas murieron el miércoles en un tiroteo en las oficinas del periódico satírico Charlie Hebdo, una publicación que en el pasado sufrió ataques incendiarios después de difundir en el 2011 caricaturas burlándose de líderes musulmanes, reportó el canal de televisión francés iTELE. REUTERS/Christian Hartmann

Los hombres encapuchados entraron a las oficinas en París de Charlie Hebdo, un semanario conocido por sus mordaces críticas contra el extremismo islámico y otras religiones, en el más letal atentado insurgente en suelo francés en décadas.

La policía francesa organizó una enorme búsqueda de los atacantes, quienes escaparon luego de matar a tiros a algunos de los más reconocidos caricaturistas de Francia, así como a dos agentes de policía. Cerca de 800 soldados fueron desplegados para fortalecer la seguridad en la capital.

La fuerza de seguridad emitió un documento a los agentes en toda la región diciendo que se buscaba a tres hombres por su posible relación con el ataque a Charlie Hebdo. El documento, revisado por un corresponsal de Reuters, identifica a los hombres como Said Kouachi, nacido en 1980, Cherif Kouachi, nacido en 1982, y Hamyd Mourad, nacido en 1996.

Una fuente de la policía dijo que uno de ellos fue identificado porque dejó sus documentos en el auto en el que escaparon.

Los hermanos Kouachi viven en la región de París, mientras que Mourad es del área de la ciudad de Reims, en el noreste francés, dijo una fuente del Gobierno a Reuters.

La fuerza antiterrorismo estaba preparando una operación en Reims, dijo la fuente de seguridad, sin entregar más detalles.

La fuente policial dijo que uno de los hermanos había sido juzgado previamente por cargos de terrorismo.

Cherif Kouachi fue acusado de asociación criminal relativa a una acción terrorista en el 2005 después de que fue arrestado antes de viajar rumbo a Irak para sumarse a milicianos islamistas. Fue sentenciado a 18 meses de prisión en el 2008, según medios franceses.

Durante el ataque, uno de los atacantes fue grabado en un video mientras disparaba y gritaba “¡Allahu Akbar!” (Alá es el más grande). Otro hombre caminó hacia un policía que yacía herido en la calle y le disparó a quemarropa con un fusil automático, antes de que los dos se subieran calmadamente a un auto negro y dejaran la escena.

Un oficial de la policía dijo que se temían más atentados porque los hombres armados aún estaban libres y describió la escena en las oficinas del semanario como una “carnicería”. Cuatro personas que resultaron heridas en el ataque siguen luchando por sus vidas.

Decenas de miles de personas se sumaron a manifestaciones improvisadas en toda Francia para recordar a las víctimas y apoyar la libertad de expresión.

El Gobierno declaró el máximo estado de alerta, redoblando la seguridad en centros de transporte, lugares religiosos, oficinas de medios de comunicación y tiendas de departamentos mientras se realiza la búsqueda de los atacantes.

Algunos parisinos expresaron sus temores sobre el efecto del ataque en las relaciones comunitarias en Francia, que tiene la mayor población musulmana de Europa.

“Esto es malo para todos, especialmente para los musulmanes a pesar del hecho de que el Islam es una buena religión. Esto hace que se corra el riesgo de que una mala situación empeore”, dijo Cecile Electon, quien se describió como atea, en una vigilia en el Plaza de la Republica de París a la que asistieron 35.000 personas.

El semanario Charlie Hebdo es conocido por sus referencias satíricas contra líderes religiosos y políticos y ha publicado numerosas viñetas ridiculizando al Profeta Mahoma. Los yihadistas en internet habían advertido repetidamente que la publicación pagaría por sus burlas.

En su último mensaje en la red social Twitter se burló de Abu Bakr al-Baghdadi, líder del grupo insurgente Estado Islámico, cuyos miembros han tomado control sobre vastas zonas de Siria e Irak y han llamado a realizar “ataques individuales” en suelo francés.

Nadie se atribuyó la responsabilidad del ataque. Sin embargo, un testigo citado por el diario 20 Minutos dijo que uno de los hombres armados gritó antes de subir al auto: “¡Digan a los medios que es Al Qaeda en Yemen!”.

Seguidores de Estado Islámico y otros grupos yihadistas elogiaron los asesinatos en sitios de internet. Gobiernos de varios países europeos han expresado temor de que militantes que vuelven de Siria e Irak pueden llevar a cabo ataques en sus naciones y podrían revisar ahora su propia seguridad.

“Hoy toda la República Francesa fue el blanco”, dijo el presidente francés, Francois Hollande, en un discurso por televisión durante la noche, declarando que el jueves será un día de luto nacional.

Un corto video aficionado publicado por estaciones de televisión francesas muestra a dos hombres encapuchados ingresando al edificio. Uno de ellos ve a un policía herido en el suelo y le dispara a quemarropa.

En otro video transmitido por la estación de televisión iTELE pueden escucharse los gritos de los asaltantes. “Hemos asesinado a Charlie Hebdo. Hemos cobrado venganza por el Profeta Mahoma”.

EJECUCIONES

El fiscal de París Francois Molins dijo que los atacantes mataron a un hombre a la entrada del edificio para poder ingresar. Luego se dirigieron al segundo piso y dispararon en medio de una reunión editorial en la que había ocho periodistas, un policía y un invitado.

“Lo que vimos fue una masacre. Muchas de las víctimas han sido ejecutadas, la mayoría de ellas con heridas en la cabeza y el torso”, dijo a Reuters Patrick Hertgen, un médico de los servicios de emergencia que acudió a tratar a los heridos.

Un reportero Reuters vio grupos de policías armados patrullando las tiendas de departamentos en el distrito comercial y había gendarmes armados afuera del Arco del Triunfo.

“Existe la posibilidad de otros ataques y otros lugares están siendo asegurados”, dijo el agente de policía Rocco Contento.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, describió el ataque como cobarde y perverso, mientras que la canciller alemana Angela Merkel fue uno de los líderes europeos que criticó el asalto.

Entre las víctimas fatales está el cofundador de la publicación, Jean “Cabu” Cabut, y el editor en jefe, Stephane “Charb” Charbonnier.

Un ataque con una bomba incendiaria consumió las oficinas de Charlie Hebdo en noviembre del 2011, después de que el semanario publicara una imagen del Profeta Mahoma en su portada en lo que calificó como una “edición sharia”.

El año pasado, Francia reforzó sus leyes antiterrorismo y ya se encontraba en alerta tras los llamados del año pasado de militantes islamistas a atacar a ciudadanos e intereses galos, en represalia por las ofensivas de militares francesas contra bastiones extremistas en Oriente Medio y África.

Reporte adicional de Brian Love, Sophie Louet, Ingrid Melander, Gerard Bon, Dominique Rodriguez y Ali Abdelaty en El Cairo; Escrito por John Irish y Mark John; . Editado en español por Gabriela Donoso, Marion Giraldo y Ricardo Figueroa

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below