7 de julio de 2009 / 1:55 / en 8 años

Nuevas normas células madre EEUU, más flexibles

Por Maggie Fox

WASHINGTON (Reuters) - Los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos dieron a conocer el lunes la normativa final que controla la investigación con fondos federales vinculada a las células madre de embriones humanos.

La entidad señaló que flexibilizó algunos requerimientos que los científicos consideraban que podían llevarles más de una década de trabajo.

Las nuevas reglas, que entran en vigencia el martes, mantienen muchas de las restricciones sobre este tipo de investigación. No se podrán usar fondos federales para crear embriones humanos para su estudio y extracción de células madre, sólo trabajar con ellos después de que alguien más los creó.

Sin embargo, los institutos coinciden con los argumentos que postulan que las regulaciones publicadas por Estados Unidos en abril podrían haber forzado a investigadores a descartar trabajo realizado con lotes de células madre, o líneas celulares, creadas en los últimos años.

“Permitimos una revisión caso por caso”, dijo al respecto el actual director de los Institutos Nacionales de Salud (NIH por su sigla en inglés), doctor Raynard Kington, en una conferencia telefónica.

En marzo, el presidente estadounidense, Barak Obama, levantó las restricciones sobre la investigación con células madre que habían sido impuestas durante el Gobierno de su antecesor, el ex presidente George W. Bush. Entonces, Obama había solicitado a los NIH que confeccionen nuevas guías.

Los lineamientos de los NIH tienen en cuenta muchos de los argumentos desarrollados en casi 10 años de debate sobre cómo utilizar de la mejor forma el potencial de las células madre de embriones humanos, que tienen el poder de dar origen a todas las células y tejidos del cuerpo.

Quienes respaldan estos estudios aseguran que el trabajo con estas células puede transformar la medicina, al llegar a comprender cómo regenerar tejidos destruidos por la diabetes o por lesiones o dolencias como la esclerosis lateral amiotrófica o la enfermedad de Lou Gehrig.

Las personas que se oponen a la investigación con este tipo de células madre consideran que no es correcto destruir embriones humanos por ningún motivo.

No obstante, con los años, el Congreso estadounidense logró llegar a un terreno intermedio, con muchos conservadores aceptando apoyar estas investigaciones si se emplean solamente embriones descartados por las clínicas de fertilidad.

AMPLIO RESPALDO PUBLICO

“Las guías reflejan el amplio respaldo público a la financiación federal de la investigación con células madre de embriones humanos (...) en base al extendido y diverso debate sobre el tema llevado a cabo en el Congreso y en todos lados”, indica la propia normativa.

Los nuevos lineamientos limitan el estudio con este material orgánico a los embriones descartados por las clínicas donde se realizan las llamadas fertilizaciones in vitro (FIV).

También establecen estrictas reglas de “consentimiento informado”, que apuntan a dejar en claro a las personas cuyos óvulos y espermatozoides son utilizados para qué sí y para qué no pueden emplearse sus embriones.

Las nuevas guías flexibilizan además las restricciones sobre la utilización de células madre embrionarias generadas en otros países.

Las reglas prohíben el uso de dinero federal para trabajar sobre células madre creadas a partir de embriones desarrollados con la tecnología de clonación y específicamente para la investigación.

La normativa no afecta lo que los científicos hacen con fondos privados o de los distintos estados del país.

Editada en español por Ana Laura Mitidieri

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below