25 de agosto de 2009 / 12:05 / en 8 años

Asesores EEUU piden agilizar suministro vacuna gripe

Por Maggie Fox

WASHINGTON (Reuters) - Funcionarios estadounidenses deberían ayudar a las farmacéuticas a acelerar el suministro de vacunas contra la gripe H1N1 para tener al menos algunas disponibles al inicio de la campaña de vacunación a mitad de septiembre, en lugar de un mes después como está programado, dijeron el lunes asesores científicos.

Tras señalar a la H1N1 como “una seria amenaza para nuestra nación”, los asesores también instaron a la Administración de Alimentos y Fármacos a decidir rápidamente sobre las nuevas fórmulas intravenosas para la gripe, incluyendo remedios actuales como el Tamiflú de Roche AG y Relenza de GlaxoSmithKline, así como la experimental Peramivir de BioCryst Pharmaceutical.

La noticia hizo que las acciones de BioCryst subieran más de un 25 por ciento, para ubicarse en 12,60 dólares al cierre de la bolsa en Nasdaq.

El Consejo Presidencial de Asesores en Ciencia y Tecnología señaló que el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS, por su sigla en inglés) debería pedir a los fabricantes que empiecen a “llenar y terminar” las vacunas para la gripe H1N1 ahora, dejándolas listas para su traslado.

“Dicha decisión necesita ser tomada casi de inmediato”, aseveró el Consejo en un comunicado.

La mayoría de los expertos cree que las personas necesitarán dos dosis de la vacuna, entregadas con al menos dos semanas de diferencia, para desarrollar una completa inmunidad a la nueve cepa de gripe.

La semana pasada, el HHS indicó que a mediados de octubre sólo estarán disponibles 45 millones de dosis de la nueva vacuna contra la cepa de gripe H1N1, en lugar de los 120 millones inicialmente previstos.

Luego de esa fecha se contará con 20 millones más de dosis por semana.

El Gobierno de Estados Unidos planea finalmente vacunar al menos a 160 millones de personas para diciembre. Las mujeres embarazadas, los trabajadores de la salud, los niños y los adultos jóvenes tendrán prioridad.

“Seguimos pensando que a mediados de octubre es un buen objetivo para tener una mayor producción”, señaló durante a la prensa la Secretaria del HHS, Kathleen Sebelius, durante una visita a los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC por su nombre en inglés) de EEUU en Atlanta.

Cinco compañías están desarrollando vacunas contra la influenza pandémica H1N1 para el mercado estadounidense: la unidad MedImmune de AstraZeneca, CSL, GlaxoSmithKline Plc, Novartis AG y Sanofi-Aventis SA.

El consejo también recomendó una rápida decisión sobre las versiones intravenosas de las medicinas para la gripe. Las personas que están gravemente enfermas sólo pueden recibir tratamiento vía intravenoso.

NUEVOS MEDICAMENTOS PARA LA GRIPE

Tamiflú, una píldora conocida genéricamente como oseltamivir, es fabricada por Roche bajo la licencia de Gilead Sciences Inc.

Relenza, que se inhala, es conocida genéricamente como zanamivir y la fabrica Glaxo bajo la licencia de Biota Inc.

Las farmacéuticas están trabajando en fórmulas intravenosas de ambas, y BioCryst trabaja en perfeccionar peramivir, diseñado para el tratamiento intravenoso.

Los asesores dijeron que el CDC debería fortalecer las guías sobre cuándo recetar estos fármacos.

Tamiflú y Relenza pueden tratar y prevenir todos los tipos de influenza A si son administrados a tiempo, pero la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró que estos medicamentos se deben guardar para usarlos sólo en personas que tienen un alto riesgo de serias complicaciones o muerte, como mujeres embarazadas y pacientes con asma.

El Consejo Asesor señaló que el Gobierno debería tomar ventaja sobre la pandemia para mejorar la sobrevivencia a la gripe.

Actualmente sólo una fracción de la población con síntomas parecidos a la gripe se ha hecho un examen y las estadísticas de la influenza son extrapoladas. Por ahora, el CDC y la OMS han parado de contabilizar las infecciones por H1N1 actuales, declarando solamente que más de un millón de personas podrían haberse contagiado, únicamente en Estados Unidos.

La cepa pandémica H1N1 está circulando en todo el mundo y expertos creen que empeorará durante el otoño en el hemisferio norte, cuando las escuelas reabran sus puertas.

El informe del consejo asesor indica que el virus, aunque es moderado, podría infectar entre el 30 y el 50 por ciento de la población de Estados Unidos este año, llevando a 1,8 millones al hospital y causando la muerte a entre 30.000 y 90.000 personas.

Reporte adicional de Matthew Bigg en Atlanta y Patricia Zengerle en Massachusetts; Editado en español por Silene Ramírez y Ana Laura Mitidieri

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below