10 de diciembre de 2009 / 19:05 / en 8 años

Geithner pide no cantar victoria frente a crisis

Por Glenn Somerville

<p>El secretario del Tesoro estadounidense, Timothy Geithner, durante una panel del Congreso en el Capitolio en Washington, dic 10 2009. La econom&iacute;a estadounidense a&uacute;n est&aacute; luchando contra "vientos en contra", lo que implica que se debe conservar la capacidad de responder a crisis inesperadas, incluso cuando se empiecen a retirar los programas de emergencia, dijo el jueves el secretario del Tesoro, Timothy Geithner. REUTERS/Jim Young</p>

WASHINGTON (Reuters) - La economía estadounidense aún está luchando contra “vientos en contra”, lo que implica que se debe conservar la capacidad de responder a crisis inesperadas, incluso cuando se empiecen a retirar los programas de emergencia, dijo el jueves el secretario del Tesoro, Timothy Geithner.

En un testimonio ante un panel del Congreso que supervisa el Programa de Alivio para Activos en Problemas (TARP por sus siglas en inglés), Geithner se atribuyó el crédito de haber evitado una completar crisis financiera pero advirtió sobre los riesgos de ser demasiado optimista acerca de un repunte.

“La recuperación financiera y económica aún enfrenta significativos vientos en contra”, afirmó, mencionando el alto desempleo, la elevada cifra de ejecuciones hipotecarias y el ajustado crédito.

Geithner presentó una estrategia para retirar el programa de rescate bancario, pero defendió además su decisión del miércoles de extenderlo hasta el 3 de octubre del año próximo, como una salvaguarda necesaria contra un sorpresivo colapso económico.

“La historia sugiere que salir muy pronto de las políticas diseñadas para contener una crisis financiera puede prolongar significativamente una caída económica”, dijo.

El TARP fue aprobado por el Congreso el año pasado, con 700.000 millones de dólares para comprar activos tóxicos de los bancos, pero finalmente se convirtió en un fondo para que el Tesoro le hiciera inyecciones de capital a los bancos.

Actualmente, los grandes bancos están ansiosos de salir del TARP, devolviendo al Estado el dinero que recibieron, en parte para liberarse de las restricciones sobre los salarios que impone el programa.

Bank of America le envió al Tesoro un cheque por 45.000 millones de dólares el miércoles y Citicorp está en conversaciones para hacer lo mismo.

Geithner dijo que era “algo bueno para el país que los bancos estén ansiosos de salir” del TARP, pero que se debe hacer con cuidado.

“No estamos preparados para tener a ese dinero de regreso en un modo que deje al sistema o a estas instituciones sin el capital adecuado para enfrentar los desafíos más adelante”, advirtió.

El funcionario agregó que las inversiones hechas en los bancos a través del TARP estaban dando retornos más rápido de lo pensado.

“Es imperativo que mantengamos esta capacidad de responder si las condiciones financieras empeoran y amenazan nuestra economía”, dijo Geithner, agregando que antes de comprometer más fondos “consultaría con el presidente y el jefe de la Reserva Federal y presentaría una notificación por escrito al Congreso”.

El Panel del Congreso entregó el miércoles su evaluación del TARP, reconociendo que si bien ha ayudado a estabilizar el sistema financiero, no ha tenido éxito en impulsar el crédito.

Además, no resolvió el tema de las instituciones financieras demasiado grandes para quebrar y, de hecho, creó una garantía implícita de que el Gobierno volvería a rescatarlas si se metieran en problemas serios.

Geithner también aclaró que no todos los fondos prestados por el TARP serán devueltos.

“Hay una probabilidad significativa de que no se nos pagará el valor total de nuestras inversiones en AIG, GM y Chrysler”, comentó, aunque es probable que se devuelvan cerca de 15.000 millones de dólares más de lo previsto originalmente.

Geithner dijo que el Tesoro estaba presionando a los bancos a hacer más para aliviar el daño del alza en las ejecuciones hipotecarias, especialmente empujándolos para hacer más modificaciones permanentes en los créditos hipotecarios.

“Estamos usando una tremenda cantidad de fuerza y persuasión para intentar asegurarnos de poner esas tasas de conversión en un nivel razonable”, dijo. “Necesitan hacer un mejor trabajo y tener la capacidad de hacerlo”, declaró.

Reporte de Glenn Somerville

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below