8 de febrero de 2010 / 18:30 / en 8 años

Roche podrá desarrollar nueva tecnología contra la influenza

Por Maggie Fox

<p>Imagen de archivo del logo de la empresa farmac&eacute;utica suiza, Roche, en la sede de la compa&ntilde;&iacute;a en Basilea. 4 feb 2009. La unidad Genentech, de Roche AG, obtuvo permiso para desarrollar una nueva tecnolog&iacute;a experimental que usa anticuerpos para combatir la influenza, incluyendo la gripe pand&eacute;mica H1N1, dijo el lunes el Instituto del C&aacute;ncer Dana-Farber de Harvard. REUTERS/Christian Hartmann/archivo</p>

WASHINGTON (Reuters) - La unidad Genentech, de Roche AG, obtuvo permiso para desarrollar una nueva tecnología experimental que usa anticuerpos para combatir la influenza, incluyendo la gripe pandémica H1N1, dijo el lunes el Instituto del Cáncer Dana-Farber de Harvard.

Dana-Farber y el Instituto de Investigación Médica Sanford-Burnham firmaron un acuerdo con Genentech, en el que dieron a la compañía derechos exclusivos para fabricar, desarrollar y comercializar los anticuerpos monoclonales humanos para tratar y prevenir los virus de influenza grupo 1.

Los doctores Wayne Marasco, de Dana-Farber; Robert Liddington, de Sanford-Burnham; y Ruben Donis, de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por su sigla en inglés), descubrieron la tecnología de los anticuerpos y la reportaron hace un año.

Los anticuerpos -proteínas del sistema inmune que se pegan a los invasores como los virus- pueden ser usados para tratar directamente la gripe.

También podrían ser útiles para proteger a trabajadores muy expuestos o a grupos de alto riesgo durante pandemias.

En los estudios, los anticuerpos, generados a partir de la sangre de 57 voluntarios, neutralizaron una amplia variedad de virus de la gripe.

Estos virus se cubren así mismos en proteínas llamadas hemaglutininas y neuraminidasas, que mutan regularmente y son la causa por la cual las cepas de influenza A son designadas con las letras H y N.

Las vacunas atacan la hemaglutinina, mientras que fármacos como Tamiflu, de Roche, y Relenza, de GlaxoSmithKline, inhiben las neuraminidasas.

Debido a las mutaciones del virus, las vacunas deben ser reformuladas todos los años.

Los anticuerpos se pegan a una parte del virus poco propensa a mutar, dijeron los investigadores.

El equipo usó anticuerpos naturales como base de versiones manipuladas en laboratorio, llamados monoclonales humanos.

Marasco dijo que sería sencillo desarrollar los anticuerpos como medicamentos, porque su uso ya se aplica en la terapia del cáncer.

Los anticuerpos monoclonales para el cáncer pueden costar decenas de miles de dólares por año, pero Marasco dijo que los laboratorios aprendieron a hacerlos de manera más económica.

Reporte de Maggie Fox; Editado por Juan José Lagorio

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below