1 de abril de 2010 / 13:42 / en 8 años

Tiger Woods saca a la luz el peligro de ser infiel por celular

Por Zorianna Kit

<p>Imagen de archivo de un estudiante utilizando su celular para enviar mensajes de texto, en Se&uacute;l. Jun 12 2008. La superestrella del golf Tiger Woods y el marido de la actriz ganadora de un Oscar Sandra Bullock, Jesse James, han visto c&oacute;mo sus vidas cambian de la noche a la ma&ntilde;ana por revelaciones de que enga&ntilde;aron a sus mujeres, en parte estableciendo relaciones v&iacute;a mensajes de texto. REUTERS/Lee Jae-Won/ARCHIVO</p>

LOS ANGELES, EEUU (Reuters) - La superestrella del golf Tiger Woods y el marido de la actriz ganadora de un Oscar Sandra Bullock, Jesse James, han visto cómo sus vidas cambian de la noche a la mañana por revelaciones de que engañaron a sus mujeres, en parte estableciendo relaciones vía mensajes de texto.

Sus casos también han creado una nueva palabra en la cultura pop en inglés, ‘chexting’ (mezcla de engañar, “cheat” y escribir mensajes, “texting”) y provocado un debate sobre si se trata realmente de una manera de infidelidad. Según los expertos, sin duda.

“Es lápiz de labios en el móvil: la prueba digital de que has sido infiel”, dijo Peter Dedman de Predicto Mobile, la mayor comunidad móvil de pago de Estados Unidos.

En la era digital, en la que los móviles avanzados vienen con teclas separadas para letras y números, para algunos enviar mensajes se ha vuelto más popular que mandar correos electrónicos, y enviar un mensaje desde un pequeño móvil puede hacerse desde casi cualquier sitio.

Es una gratificación y un contacto constante, pero para aquellos a los que les cuesta ser fieles, los mensajes de texto se han convertido en un aliado para facilitar sus infidelidades.

La abogada de derecho matrimonial de Los Ángeles Stacy D. Phillips asegura que cada vez ve más casos de divorcios relacionados con la infidelidad mediante la tecnología, incluyendo chats, mensajes de texto y mensajería instantánea.

Parte de la gracia, afirma, es que estos “cuernos virtuales” no terminan cuando los dos se dejan de escribir.

“La persona puede seguir leyendo los mensajes todo el día, deleitándose una y otra vez”, señaló.

Victoria Namkung, cofundadora de la web MyWorstDate.com -en que la gente cuenta sus peores experiencias en citas-, dice que la mitad implican cuestiones de infidelidad con tecnología digital.

EL CIBERINFIEL EN EL BAÑO

Namkung cuenta la historia de una mujer que en su cuarta cita con un hombre, él se levantó para ir al baño, y al rato ella recibió un mensaje desde el servicio de los hombres con una foto de él en una postura comprometedora.

La mujer se quedó escandalizada, al igual que él cuando le contó lo ocurrido. Le pidió disculpas y cuando ella iba a aceptarlas, él se sinceró: “¡Me equivoqué de dirección en la agenda!”. La cita acabó poco después.

Pero si mandas el mensaje correcto a la persona adecuada, probablemente sea emocionante, lo que mantiene una relación viva.

“Es darles un impulso, es emocionante”, contó la psicóloga clínica y terapeuta sexual Stella Resnick. “El hecho de que no se lo estén contando a nadie más y estén ocultándoselo a la pareja añade más excitación”.

Resnick compara este comportamiento con el de un adolescente que se rebela ante sus padres.

“Si estás casado, ir contra tu pareja supone demostrar tu independencia. Eso hace sentir sexy. Si estás bajo el control de otra persona, romper eso da una sensación de regocijo y poder”, dijo.

Pero no te engañes pensando que estás a salvo. Si has sido ciberinfiel, lo más probable es que pronto te pueda ocurrir lo mismo.

Dedman dijo que uno de los primeros lugares donde una pareja sospechosa puede buscar pruebas de infidelidad es en la agenda del móvil. Y borrar un mensaje no significa que ya no se quede en la memoria del móvil, explicó Michelle Jerson, que presenta un programa de radio sobre relaciones en Nueva Jersey, Estados Unidos.

“Hay programas que se pueden descargar para recuperar datos borrados”, dijo.

Traducido en la Redacción de Madrid

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below