13 de mayo de 2010 / 21:19 / hace 8 años

Plataforma gas Venezuela se hunde en Caribe sin fugas

Por Frank Jack Daniel y Marianna Párraga

CARACAS (Reuters) - Una plataforma de exploración de gas natural operada por la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) se hundió el jueves en el mar Caribe, sin provocar víctimas ni daño ambiental, dijeron autoridades.

La planta fue desconectada del pozo gasífero Dragón 6 y sus 95 trabajadores lograron ser evacuados antes de que la estructura se sumergiera completamente a menos de 8 kilómetros de las costas de Paria, en el noreste del país sudamericano.

El Gobierno aseguró que no hay peligro de daño ecológico porque el pozo fue sellado, aunque la instalación Aban Pearl cargaba unos 8.600 barriles de fuel que utilizaba como combustible para sus operaciones.

“Se activaron las válvulas de seguridad y un mecanismo de seguridad adicional, lo cual nos permite afirmar que tenemos el pozo en estabilidad y no hay un riesgo de ningún tipo de fuga de gas (seco)”, dijo el ministro de Energía, Rafael Ramírez.

Este accidente se produce semanas después de que una plataforma de la británica BP se hundiera en el Golfo de México, lo que provocó uno de los mayores derrames de crudo de la historia, la muerte de 11 personas y forzó a Estados Unidos a suspender sus planes de ampliar el área de exploración.

“Esto es diferente a lo del Golfo de México porque este es un pozo exploratorio”, dijo Ramírez a Reuters .

El funcionario, quien también preside PDVSA, agregó que el incidente habría sido causado por el ingreso de agua a los pontones que sustentaban la plataforma y adelantó que el propietario de la instalación intentará reflotarla ya que estaría relativamente intacta.

Ramírez aseguró que el incidente no alterará los planes del proyecto de gas Mariscal Sucre, el más avanzado y emblemático del país con reservas de 14 billones de pies cúbicos (BPC), donde esperan tener una nueva plataforma operando en dos meses.

“No debería haber atrasos en iniciar producción, lo que está previsto para noviembre del 2012”, explicó.

La plataforma, que fue construida en 1977 y tenía una capacidad para operar a 1.250 pies de profundidad (381 metros), se hundió a una profundidad de 155 metros, dijo el ministro.

EMBLEMA HUNDIDO

Aban Pearl, propiedad de la compañía india Aban OffShore y suministrada por la firma singapurense Petromarine Energy Services, fue presentada como uno de los símbolos del avance de la industria energética venezolana en la era Chávez, al ser la primera planta costa afuera operada por PDVSA.

El propio Chávez dio la primera información en la madrugada a través de su cuenta Twitter (@chavezcandanga).

“Con pesar les informo que se hundió la plataforma gasífera Aban Pearl hace pocos momentos. La buena noticia es que los 95 trabajadores a salvo”, escribió el mandatario a las 03.11 hora local (0741 GMT) en el sitio de microblogging.

Este es el más reciente capítulo de una saga de fallas operativas que tiene en jaque a la industria energética venezolana desde el 2002, cuando una huelga de opositores que buscaba forzar la renuncia de Chávez detuvo la operación de PDVSA y acabó con el despido de la mitad de sus trabajadores.

El accidente también atizará las críticas de la oposición a la gerencia de la petrolera estatal, a la que acusan de dar prioridad a los objetivos políticos de la “revolución socialista” de Chávez en detrimento del negocio tradicional.

Venezuela, uno de los mayores exportadores mundiales de crudo, ha sufrido persistentes problemas en su circuito refinador, afectado por incendios, fallas eléctricas y mantenimientos programados, mientras que su producción petrolera lleva años estancada.

Pese a contar con unas ingentes reservas de gas frente a sus costas, el país socio de la OPEP lleva décadas tratando de poner a funcionar alguno de sus múltiples proyectos para solventar el creciente déficit del recurso en el mercado interno y que le cuesta miles millones de dólares al año.

El ministro Ramírez visitó la plataforma la semana pasada para celebrar la finalización de las pruebas preliminares, en un acto presentado y vitoreado en la televisión estatal por Chávez.

La instalación se hundió alrededor de las 2.00 hora local (0630 GMT) en una zona conocida por su fuerte oleaje.

“Tras el incidente en el taladro semisumergible Aban Pearl, que impactó su estabilidad, fue tomada la decisión de evacuar a todo el personal. Se darán más detalles cuando la situación se clarifique”, dijo Aban OffShore en un comunicado al regulador bursátil de Bombay.

Ramírez relató como en un primer momento se desalojó a los trabajadores, excepto el capitán y dos ingenieros que permanecieron en la planta hasta que finalmente se tuvieron que arrojar al mar a la espera del salvamento.

El ministro añadió que se crearía una comisión para investigar el accidente y se trabajará en el área con un robot sumergible pues la profundidad impide el ingreso de buzos.

“Hay varias hipótesis (sobre las causas) pero nada comprobado aún. Vamos a enviar robots submarinos para grabar el estado de la plataforma”, dijo.

Reporte adicional Eyanir Chinea; Editado por Gabriel Burin, César Illiano y Damián Wroclavsky

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below