28 de julio de 2010 / 5:08 / en 7 años

Congreso EEUU aprueba fondos aumento tropas Afganistán

Por Matt Spetalnick y Sayed Salahuddin

<p>Soldados afganos y estadounidenses asumen posiciones de combate luego de recibir fuego enemigo en el valle Arghandab, al norte de Kandahar, jul 27 2010. REUTERS/Bob Strong (AFGHANISTAN)</p>

WASHINGTON/KABUL (Reuters) - El Congreso de Estados Unidos aprobó el martes los fondos para pagar el aumento de tropas en Afganistán del presidente Barack Obama, pese a la oposición de muchos demócratas, mientras que Obama minimizaba la gravedad de una filtración de documentos de guerra.

En Kabul, el Gobierno afgano acusó a Estados Unidos de ignorar el rol de Pakistán en la insurgencia talibán mientras siguen las consecuencias de la revelación no autorizada el domingo de 91.000 reportes militares clasificados de Washington sobre la guerra.

El Congreso, controlado por el Partido Demócrata de Obama, tardó seis meses en aprobar el financiamiento que él buscaba para pagar por el envío de 30.000 efectivos adicionales a territorio afgano buscando ganar ventaja sobre un fortalecido movimiento talibán en la guerra de nueve años.

La Cámara de Representantes dió la aprobación final a 37.000 millones de dólares en financiamiento para el esfuerzo de guerra por una votación de 308 a 114, pero más republicanos que demócratas votaron a favor de los fondos. En total, 102 representantes demócratas votaron “no”.

El Senado aprobó previamente la iniciativa, que ahora será enviada a Obama, que la convertirá en ley con su firma.

Los demócratas están profundamente divididos sobre la guerra. El Pentágono había presionado con insistencia para obtener el dinero, diciendo que debería recortar salarios civiles si el dinero no era aprobado para agosto.

Los partidarios de la medida sostuvieron que estaba mal aplazar el financiamiento para tropas ya enviadas a la guerra.

La medida brinda 33.000 millones de dólares para financiar las tropas estadounidenses en Afganistán e Irak. También provee cerca de 4.000 millones de dólares para un incremento civil de ayuda económica a Afganistán y la vecina Pakistán.

Los 37.000 millones de dólares se sumarán a unos 130.000 millones que el Congreso ya aprobó para Afganistán e Irak durante este año.

El Congreso ha aprobado la entrega de más de un billón de dólares para las dos guerras desde el 2001.

“NO HAY GRANDES REVELACIONES”

Los documentos filtrados, hechos públicos por la organización WikiLeaks, detallan acusaciones de que las fuerzas estadounidense trataron de ocultar muertes civiles.

También describen la inquietud en Washington respecto a que Pakistán estaría ayudando en secreto a los talibanes aún cuando recibe miles de millones de dólares en ayuda estadounidense.

En sus primeros comentarios públicos sobre la filtración, Obama dijo que éstos subrayan la necesidad de apegarse a su estrategia de guerra.

“Aunque estoy preocupado sobre la revelación de información delicada que podría poner en riesgo individuos u operaciones, el hecho es que esos documentos no revelan situaciones que no hayan sido informadas en nuestro debate público sobre Afganistán”, dijo Obama a la prensa.

Algunos analistas dijeron que las revelaciones podían ser dañinas en momentos en que la Casa Blanca busca reforzar el alicaído apoyo para la guerra mientras fija el escenario para comenzar a retirar las tropas estadounidenses para la fecha fijada por Obama de julio del 2011.

El Gobierno afgano, que busca más control sobre la ayuda extranjera, dijo que Washington ha seguido una política contradictoria en la guerra al ignorar el rol de Pakistán en la insurgencia. Pero expertos dijeron que la relación de Pakistán con Estados Unidos posiblemente no se verá alterada por las revelaciones.

El martes, en su primera reacción a la filtración, el Consejo de Seguridad Nacional de Afganistán dijo que en los nueve años de conflicto, Estados Unidos no ha conseguido atacar a los patrocinadores y partidarios de los talibanes escondidos en Pakistán.

“Con pesar (...) nuestros aliados no mostraron la atención necesaria al apoyo externo de los terroristas internacionales (...) para la estabilidad regional y seguridad global”, dijo el consejo en un comunicado.

Afganistán ha culpado por mucho tiempo a Pakistán de entrometerse en sus asuntos, acusándolo de planear ataques para desestabilizarlo. Islamabad, que posee antiguos lazos con los talibanes, niega cualquier participación en la insurgencia y dice ser víctima de los milicianos.

Reporte adicional de Susan Cornwell y Phil Stewart en Washington, David Fox, Jonathon Burch y Hamid Shalizi en Kabul y Chris Allbritton en Islamabad; Escrito por Will Dunham en Washington; Editado en español por Ricardo Figueroa

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below