3 de febrero de 2011 / 20:55 / en 7 años

Un líder israelí plantea la ciberguerra como alternativa bélica

Por Dan Williams

JERUSALEN (Reuters) - Los ataques cibernéticos del tipo de los llevados a cabo contra Irán el año pasado ofrecen a los países una alternativa a la “fea” fuerza militar con sus costos morales, dijo el jueves un alto cargo israelí.

“La guerra es fea, terriblemente fea”, dijo el viceprimer ministro de Israel, Dan Meridor, a diplomáticos y periodistas en el centro de estudios llamado Centro de Jerusalén para Asuntos Públicos.

“En los tiempos modernos, como la guerra está todo el día en la televisión (...) la gente lo ve y no puede asumirlo. Hay límites. Hay un precio a pagar”, agregó.

No obstante, resaltó que “como es difícil, uno busca otras alternativas. Una de esas alternativas es la comunidad de inteligencia de todo el mundo intentando hacer cosas que no parezcan tan feas, que no maten a gente”.

Meridor se rehusó comentar sobre el misterioso gusano Stuxnet hallado en las redes iraníes el año pasado, pero sus declaraciones subrayaron las dudas israelíes sobre las amenazas veladas de usar la fuerza contra el programa nuclear de su máximo enemigo.

“Y todo el mundo que no está en pantalla, el mundo cibernético (...) se vuelve más importante en el conflicto entre naciones. Se trata de un nuevo campo de batalla, si lo prefieren, no con armas sino con otra cosa”, dijo.

Meridor, que supervisa los servicios de espionaje de Israel y los asuntos nucleares, dijo que Israel había aprendido de la cobertura de noticias y la consiguiente censura pública de sus conflictos con enemigos a menudo más armados.

En los dos últimos años, dirigentes israelíes han desvelado las capacidades silenciosas de la ciberguerra que dicen son un pilar fundamental de la estrategia de defensa.

También apuntan a haber montado campañas de sabotaje para frenar el enriquecimiento de uranio de Irán y los proyectos de misiles, que Israel considera una amenaza potencialmente mortal.

Muchos analistas creen que las fuerzas convencionales de Israel -que se cree tiene el único arsenal atómico de Oriente Medio- son demasiado pequeñas para infringir daños a las instalaciones nucleares iraníes que están distantes, dispersas y bien defendidas.

Israel también está consciente de una respuesta con misiles por parte de la república islámica -que niega intentar fabricar una bomba atómica mientras por otro lado defiende la destrucción del Estado judío-, así como de una respuesta de las guerrillas aliadas de Teherán en Líbano y Gaza.

Aunque el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y el presidente estadounidense, Barack Obama, se comprometían a mantener “todas las opciones sobre la mesa”, Meridor dijo que las sanciones internacionales destinadas a frenar a Irán podrían tener éxito si Washington daba un paso al frente.

“Irán tendrá que repensar su política (...) si entiende que los estadounidenses les dicen claramente: ‘No van a conseguirlas (las armas nucleares)'”, comentó.

Escrito por Dan Williams. Traducido por Teresa Larraz en la Redacción de Madrid

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below