18 de abril de 2011 / 15:24 / en 7 años

EXCLUSIVA-Regulador nuclear de EEUU: ¿Policía o vendedor?

Por Ben Berkowitz y Roberta Rampton

NUEVA YORK/WASHINGTON (Reuters) - La Comisión de Regulación Nuclear de Estados Unidos, creada para monitorear yno para promover la industria doméstica, es a veces usada como herramienta para impulsar la tecnología estadounidense en otros países, según revelaron cables diplomáticos.

Los cables, obtenidos por WikiLeaks y entregados a Reuters por un fuente, arrojaron luces sobre la forma en la que las embajadas estadounidenses han involucrado a la NRC en cabildeos por promover la venta de equipos de Westinghouse y otros fabricantes.

Aunque el uso de diplomáticos para impulsar los intereses comerciales estadounidenses no es nada nuevo, es mucho menos común que los reguladores aparezcan vinculados a operaciones de este tipo, lo que genera dudas sobre un potencial conflicto de intereses.

El tema es particularmente sensible en momentos en que existen preocupaciones sobre si el operador de la dañada planta nuclear de Fukushima en Japón, diseñada por el conglomerado estadounidense General Electric Co., estuvo mal supervisado por el equivalente japonés a la NRC.

El propio director de la NRC ha dicho que en los negocios sobre tecnología nuclear es crucial evitar los conflictos de intereses.

“Lo importante es que todos los países deben esforzarse para mantener una estricta independencia entre el regulador y las industrias que supervisa”, dijo Gregory Jaczko en un discurso ofrecido en abril del 2010 ante un foro internacional en Seúl.

ADOPTANDO EL MODELO

Pero los cables -que abarcan del 2006 al 2010- muestran que el rol de la NRC en promover su modelo regulatorio en todo el mundo puede fácilmente convertir a la agencia en un promotor de la tecnología nuclear estadounidense, ya sea si sus funcionarios están al tanto o no.

Por ejemplo, un cable desclasificado enviado en enero del 2009 por la embajada estadounidense en Kuala Lumpur destacó que el Gobierno malasio prefería trabajar con contratistas previamente aprobados por la NRC.

El personal diplomático en Malasia se apresuró a indicar cómo eso podría usarse para sacar ventajas financieras.

La postura malasia “coloca al (Gobierno estadounidense) y a las compañías estadounidenses en una posición favorable para fomentar relaciones más sólidas con representantes y funcionarios (del Gobierno de Malasia)”, dijo el cable.

En otros países el mensaje fue incluso más claro, como en Italia a fines del 2009.

El ex presidente de la NRC Dale Klein, que por entonces era un comisionado, visitó Italia para discutir la cooperación nuclear mientras la nación buscaba reanudar su programa de energía atómica y construir un máximo de 10 plantas.

Klein había viajado para conversar sobre regulación, pero de forma inconsciente figuró en los esfuerzos de la embajada para promover la contratación de empresas estadounidenses.

“La visita del comisario Klein dio apoyo extra a compañías de energía nuclear. Un foro (patrocinado por la embajada) sobre energía nuclear que tenía al comisario Klein como figura clave y a compañías estadounidenses como miembros de paneles atrajo una gran audiencia de altos funcionarios italianos públicos y privados y cobertura de medios locales”, dijo el cable.

Klein, ahora vicerrector de la University of Texas System y miembro de la junta directiva de dos firmas de servicios con operaciones nucleares, dijo que aunque creía firmemente que la NRC debía tener un rol más internacional, las operaciones comerciales nunca fueron parte de su cargo.

“Como regulador nunca tomaríamos una postura de recomendar un reactor u otro. La postura de la NRC fue de seguridad y uno puede tener seguridad de varias formas”, dijo Klein. “No recuerdo que se me haya preguntado cuál reactor debería usar tal o cual país”, añadió.

La NRC fue creada en 1975 debido a que su predecesor, la Comisión de Energía Atómica, había sido criticada por conflictos en políticas y en la promoción de la industria.

A la NRC se le ordenó estar ocuparse de la regulación, mientras que una agencia separada, más tarde integrada al Departamento de Energía, se encarga de promocionar la energía nuclear.

Reporte de Ben Berkowitz en Nueva York y Roberta Rampton en Washington

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below