9 de agosto de 2011 / 20:54 / hace 6 años

Cuba arresta ejecutivos empresa telefónica en caso corrupción

Por Marc Frank

LA HABANA (Reuters) - Cuba arrrestó a altos ejecutivos de la compañía estatal de telecomunicaciones durante un operativo contra la corrupción en una de las empresas más importantes del país comunista, dijeron fuentes familiarizadas con el caso.

Varios ejecutivos de la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba S.A. (ETECSA) fueron detenidos en julio, mientras que su presidente, Maimir Mesa, y la mayoría de sus vicepresidentes, fueron suspendidos al menos temporalmente y enviados a sus casas.

ETECSA, que es propiedad del Estado, es una de las 10 compañías más grandes del país con ingresos de más de 500 millones de dólares.

“Cinco o seis directores de departamento y directores adjuntos, y tal vez uno de los vicepresidentes, han sido detenidos hasta el momento, y un vicepresidente de logística que estaba en Panamá cuando comenzó la investigación, decidió no regresar al país”, dijo una fuente.

“Sin embargo, la investigación apenas ha comenzado y muchas más personas podrían estar involucradas”, agregó. Por lo menos un ex vicepresidente de la empresa fue trasladado a La Habana desde las provincias para ser interrogado, añadió.

Según las fuentes, hay por lo menos dos investigaciones separadas puestas en marcha.

Una de ellas es en relación con un cable de fibra óptica financiado por Venezuela que llegó a principios de este año, mientras que el otro tema está vinculado a un negocio de teléfonos celulares que usan tarjetas de prepago.

El proyecto del cable de fibra óptica valorado en 70 millones de dólares, está destinado a evadir los esfuerzos de Estados Unidos para privar a la isla de una conexión submarina que facilite el acceso a Internet.

El cable procedente de Venezuela iba a ser activado en julio, pero ha sufrido de las dificultades técnicas.

El número de teléfonos móviles en uso en Cuba se triplicó entre el 2008 y el 2010 a más de un millón, según cifras oficiales. Las tarjetas de telefonía móvil a veces se pueden comprar en el mercado negro.

LUCHA CONTRA LA CORRUPCION

El presidente cubano, Raúl Castro, que libra una cerrada batalla contra la burocracia estatal mientras trata de descentralizar el Gobierno y el país avanza en una dirección más orientada hacia el mercado, ha convertido la batalla contra la corrupción en una prioridad.

Castro creó una oficina anticorrupción denominada Contraloría General y la colocó en el gobernante Consejo de Estado poco después del reemplazo como presidente de su hermano Fidel en el 2008.

En un discurso televisado la semana pasada ante los diputados a la Asamblea Nacional (Parlamento), Castro dijo que “ante las violaciones de la Constitución y de la legalidad establecida no queda otra alternativa que recurrir a la Fiscalía y los Tribunales, como ya empezamos a hacer, para exigir responsabilidad a los infractores, sean quienes sean”.

Cientos de altos dirigentes del Partido Comunista de Cuba, funcionarios estatales y empleados han perdido sus puestos de trabajo y muchas veces han caído presos en la reorganización que se ha seguido en el país.

En los casos de corrupción se incluyen a funcionarios de alto nivel de la aviación civil, la industria del habano y el níquel, y al menos, dos ministerios y un gobierno provincial.

Los medios estatales de comunicación en Cuba no cubren los fenómenos de corrupción, pero a veces anuncian veredictos una vez que los casos están finalizados.

Sin embargo, cuando funcionarios de alto nivel están involucrados, la noticia se filtra por las calles.

Diplomáticos occidentales coinciden en afirmar que Cuba no sufre de la corrupción del narcotráfico al igual que muchos países de América Latina y el Caribe, pero la corrupción es generalizada en las empresas de comercio exterior y sus operaciones.

“Un gran problema es que no hay transparencia, cuando Cuba sale a algún negocio en el mercado y no hay un proceso abierto de licitación”, dijo un empresario occidental que pidió no ser indentificado.

Después de 20 años de crisis económica y con un salario promedio estatal equivalente a 18 dólares al mes, casi todos los cubanos participan en actividades ilegales para sobrevivir y reflejan un clima que es llevado también a la clase empresarial.

Los altos directivos del Estado obtienen el equivalente de alrededor de 50 a 100 dólares mensualmente, cifras apenas suficientes para alimentar a sus familias y para adquirir bienes de consumo occidentales que se exhiben en las tiendas en moneda extranjera.

Reporte de Marc Frank; Reporte adicional de Nelson Acosta

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below