4 de octubre de 2011 / 18:09 / hace 6 años

Nokia sigue prometiendo un teléfono con Windows similar a iPhone

Por Tarmo Virki

<p>Foto de archivo del logo coporativo de Nokia en su tienda insgine de Helsinki, sep 29 2010. El d&iacute;a en que Apple lanza la quinta generaci&oacute;n de su popular tel&eacute;fono avanzado iPhone, la anta&ntilde;o poderosa Nokia sigue a semanas de poder iniciar una recuperaci&oacute;n. REUTERS/Bob Strong</p>

HELSINKI (Reuters) - El día en que Apple lanza la quinta generación de su popular teléfono avanzado iPhone, la antaño poderosa Nokia sigue a semanas de poder iniciar una recuperación.

Stephen Elop, el presidente ejecutivo del fabricante finlandés de móviles, prometió el martes que presentaría este trimestre sus primeros teléfonos avanzados con sistema operativo de Windows, pero aún está por ver si empezarán a distribuirlos a tiempo para las compras navideñas.

Se espera que el lanzamiento coincida con la feria anual de Nokia en Londres a finales de octubre, y los envíos tendrían que comenzar a principios de noviembre para que los teléfonos lleguen a los consumidores en la temporada alta de ventas de fin de año.

En el pasado, Nokia solía presentar sus teléfonos medio año antes de que comenzara su distribución, pero la compañía ha dicho que planea cambiar esa costumbre.

Elop dijo en una feria tecnológica que hay espacio para el nuevo teléfono inteligente con Windows en un mercado dominado por el iPhone y modelos que emplean el sistema operativo Android de Google, que se ha hecho con casi la mitad de la participación de mercado en los últimos años.

“Creemos que hay una clara oportunidad para un ecosistema alternativo,” dijo Elop.

Apple, que llegó al sector de la telefonía móvil en 2007, presentaba el martes la nueva versión de su popular iPhone.

“Se podría decir que uno de las mayores cambios a las que la industria se ha enfrentado tuvo lugar en 2007(...) con la llegada del iPhone” dijo Elop.

“Crearon un nuevo baremo... por el que de repente se medía todo lo demás”, afirmó.

Nokia, el mayor fabricante de teléfonos por volumen del mundo, pero que se ha quedado atrás respecto a Apple y Google, anunció este año una arriesgada estrategia que consistió en abandonar su propio software Symbian en aras de un acuerdo con Microsoft.

El cambio, que Elop comparó con saltar de una plataforma petrolífera en llamas, implica un duro período de transición de ocho meses durante el cual los inversores se quejaron por el retraso entre el anuncio y los primeros modelos de teléfonos con Windows en salir al mercado.

Además de lidiar con la caída de las ventas y las ganancias, Nokia ha visto cómo sus acciones perdían la mitad de su valor desde el anuncio por el temor a que perdiera demasiada cuota de mercado antes de que los nuevos teléfonos lleguen al mercado.

Se espera que la firma informe de unas pérdidas de 0,02 euros por acción para el trimestre terminado en septiembre, según previsiones compiladas por Thomson Reuters.

Elop, quien asumió el control hace un año, presentó la semana pasada un plan para recortar 3.500 puestos de trabajo en su segunda gran reestructuración en seis meses.

Traducido por Jaime Ortiz en la Redacción de Madrid. Editado en español por Javier López de Lérida

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below