14 de octubre de 2011 / 20:33 / en 6 años

PREVIA-Inversores buscan anticipos de manufactureros para 2012

Por Scott Malone

BOSTON (Reuters) - “Olvídense de dónde han estado. Dígannos hacia dónde van”.

Ese es el mensaje de los inversores a las grandes manufactureras estadounidenses antes de ola de reportes de ganancias prevista para las próximas semanas. Los ojos del mercado no estarán sobre los informes del tercer trimestre, sino sobre lo que las empresas esperan del 2012 y cómo harán para enfrentarlo.

Si bien los primeros informes de ganancias de las grandes compañías incluyendo a Alcoa Inc y JPMorgan Chase & Co decepcionaron a los inversores, los analistas aún esperan que el sector industrial muestre un sólido crecimiento de ganancias para el tercer trimestre.

La estimación para el sector manufacturero es de un alza de un 15,2 por ciento en las ganancias, por encima de las previsiones de un 12,5 por ciento para la totalidad del índice Standard & Poor’s 500.

Los presidentes ejecutivos probablemente habrán de retrasar las preguntas sobre las perspectivas para el 2012 ya que las grandes compañías, incluyendo a General Electric Co, United Technologies Corp y Honeywell International Inc, teóricamente esperan hasta diciembre para discutir sus pronósticos para el próximo año.

Pero algunos inversores dicen que la crisis de deuda europea y las señales de una desaceleración de la demanda harán que estén ansiosos por obtener una actualización anticipada.

Los presidentes ejecutivos de muchas de las grandes compañías estadounidenses están resistiendo, y uno de los principales riesgos que vislumbran es que los clientes comiencen a aplazar pedidos por el temor a que suceda algo que pueda dañar a la economía.

“Simplemente no hay suficiente certeza y de alguna manera lo más importante que podemos hacer en este momento es social y tiene que ver con la reconstrucción de la confianza”, dijo la semana pasada el presidente ejecutivo de GE, Jeff Immelt, a un grupo de ejecutivos de compañías estadounidenses de mediano tamaño, en Columbus, Ohio.

BUENAS NOTICIAS, MALAS NOTICIAS

Ingersoll Rand Plc disparó un tiro de alerta, diciendo que podría tener una caída en el trimestre, dado que la demanda en los equipos de calefacción y refrigeración que anticipaba en un principio no había podido materializarse.

Pero Honeywell confirmó su perspectiva, diciendo que espera ubicarse en el extremo más alto de su pronóstico por una fuerte demanda de turbocompresores y equipo de automatización y control.

Varios son los factores que están favoreciendo a las grandes manufactureras: uno es que el precio de una amplia gama de metales ha caído, aliviando la presión sobre los márgenes de ganancias.

Otro es que muchas de las grandes industrias, inclusive GE, United Technologies y ITT Corp, ahora generan una significativa porción de sus ingresos por el mantenimiento de los productos que venden, y ese negocio tiende a mantenerse aún cuando haya caído las ventas de nuevos equipos.

Pero los riesgos también son claros. Con un decaimiento en el crecimiento local, las multinacionales estadounidenses cuentan con la demanda extranjera para impulsar los resultados. Las economías de Europa están siendo sacudidas por la crisis de la deuda soberana y China está mostrando señales de una desaceleración.

Los analistas, en promedio, han pronosticado para el tercer trimestre un crecimiento más lento para las grandes manufactureras versus la primera mitad del año, según Thomson Reuters I/B/E/S.

Reporte adicional de Nick Zieminski en Nueva York; Editado en español por Gabriela Donoso

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below