15 de agosto de 2012 / 21:28 / en 5 años

Ecuador denuncia amenaza G.Bretaña por caso Assange

Por José Llangarí

<p>Un grupo de polic&iacute;as custodia la entrada de la embajada de Ecuador en Londres, ago 15 2012. Ecuador ya tom&oacute; una decisi&oacute;n sobre el pedido de asilo del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, y la anunciar&aacute; el jueves, dijo el canciller ecuatoriano, Ricardo Pati&ntilde;o. REUTERS/Ki Price</p>

QUITO (Reuters) - Ecuador denunció que Gran Bretaña amenazó con tomar por asalto su embajada en Londres si no entrega a Julian Assange, al tiempo que anunció que el jueves informará su decisión sobre el pedido de asilo del fundador de WikiLeaks.

El ex pirata informático australiano, que enfureció a Washington en 2010 al publicar en su sitio cientos de cables secretos de Estados Unidos, está refugiado en la sede diplomática ecuatoriana desde el 19 de junio y es buscado por la justicia sueca por un caso de violación.

La Corte Suprema británica ya validó la orden de detención de Suecia y el Gobierno reiteró el miércoles que está determinado a extraditarlo a ese país.

“Hoy hemos recibido por parte del Reino Unido la amenaza expresa y por escrito que podrían asaltar nuestra embajada en Londres si Ecuador no entrega a Julian Assange”, dijo a periodistas el ministro de Relaciones Exteriores del país sudamericano, Ricardo Patiño.

Aún si Ecuador le concediera asilo, decisión que el canciller dijo que ya fue tomada y que será anunciada el jueves a las 7.00 hora local (1200 GMT), Assange podría ser detenido por la policía británica durante el viaje hacia el aeropuerto por haber incumplido las condiciones de su libertad bajo fianza.

Patiño advirtió que de concretarse un asalto a su sede diplomática en Londres, “será interpretada por el Ecuador como un acto inamistoso, hostil e intolerable, y además como un atentado a nuestra soberanía que nos obligaría a responder con la mayor contundencia diplomática”.

La embajada ecuatoriana en Londres está en el lujoso barrio de Knightsbridge, lejos de cualquier terminal aérea.

Un portavoz del ministerio de asuntos exteriores británico dijo que la posición de su Gobierno ha sido explicada claramente a Ecuador y que aún está comprometido con alcanzar una solución acordada entre ambas partes.

“El Reino Unido tiene la obligación legal de extraditar a Suecia al Señor Assange por cuestionamientos sobre presuntos delitos sexuales y seguimos comprometidos a cumplir esa obligación”, afirmó.

Los fiscales suecos quieren interrogarlo por denuncias de violación y ataque sexual hechas por dos seguidoras de WikiLeaks en el 2010. Assange dice que tuvo sexo consensuado con las mujeres.

PUROS TEMORES, SIN CARGOS

El hombre, de 41 años y cabello completamente blanco, ha dado una larga batalla legal para evitar la extradición a Suecia, pese a que en ese país no han sido presentados cargos en su contra.

Assange teme que Suecia sea sólo una escala en el camino hacia Estados Unidos, donde cree que es buscado para castigarlo por el daño generado cuando publicó los cables secretos diplomáticos de Washington.

Sin embargo, Estados Unidos no ha dado indicios de que quiera buscar su extradición.

ECUADOR

El autocalificado defensor de la libertad de prensa que busca exponer los secretos oscuros de los gobiernos no ha dicho personalmente en público por qué decidió buscar asilo en Ecuador, un país acusado por grupos de derechos humanos de buscar amordazar a los medios.

Ecuador dijo que Assange hizo una petición de asilo por escrito en la que explicó que solicitó protección al Gobierno del presidente Rafael Correa porque se considera un perseguido político y teme ser llevado a Estados Unidos.

Correa, quien dice ser enemigo de los medios “corruptos” y del “imperialismo” estadounidense, dijo que siente simpatía por Assange pero que también siente respeto por el sistema legal británico y el derecho internacional.

El único vínculo conocido entre ambos es una entrevista que Assange condujo en mayo con Correa en el canal de televisión Rusia Today, patrocinado por el Kremlin.

Ambos intercambiaron comentarios halagadores durante la entrevista de 25 minutos y Correa bromeó con Assange acerca de que se había unido al “club de los perseguidos”.

Correa, como los presidentes de Venezuela y Bolivia, es un firme opositor de lo que ve como el imperialismo estadounidense en América Latina.

La madre de Assange, Christine, visitó Ecuador hace dos semanas y se reunió allí con el canciller para presionar por el caso de su hijo. Luego dijo a los periodistas que había entregado evidencia de que Washington buscaban detenerlo, pero no dio detalles de la misma.

Reporte adicional de Eduardo Garcia; Editado en español por Silene Ramírez

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below