24 de octubre de 2013 / 12:26 / en 4 años

Merkel dice que espionaje de EEUU es un inaceptable abuso de confianza

Por Luke Baker y Andreas Rinke

La canciller alemana, Angela Merkel, a su llegada a la cumbre de líderes de la Unión Europea en Bruselas, oct 24 2013. Las acusaciones de Alemania y Francia de que Estados Unidos ha efectuado operaciones de espionaje en sus países, incluida una posible interceptación del teléfono celular de la canciller Angela Merkel, posiblemente dominarán el encuentro de líderes de la Unión Europea (UE) que comienza el jueves. REUTERS/Laurent Dubrule

BRUSELAS (Reuters) - La canciller alemana, Angela Merkel, acusó el jueves a Estados Unidos de un abuso de confianza inaceptable por las supuestas escuchas secretas de Washington a su teléfono celular y sugirió que deberían revisarse los acuerdos para compartir información con Washington.

Merkel habló al llegar a Bruselas a una cumbre de dos días de la Unión Europea (UE), cuya agenda sobre una serie de problemas sociales y económicos se verá opacada por el debate sobre el supuesto espionaje de la Agencia Nacional de Seguridad de Estados Unidos (NSA) a Alemania, Francia e Italia.

La canciller alemana manifestó le había dicho al presidente estadounidense, Barack Obama, en una conversación telefónica el miércoles por la noche que los hechos eran inaceptables.

“No se trata sólo de mí sino de cada ciudadano alemán. Necesitamos tener confianza en nuestros aliados y socios, y esa confianza ahora debe ser reconstruida”, dijo Merkel a periodistas.

“Repito que espiarse entre amigos no es aceptable de ninguna manera (...) y eso vale para cada ciudadano en Alemania”, añadió.

Las duras palabras de Merkel siguen al anuncio del Gobierno alemán del miércoles de que contaba con evidencia de que el teléfono celular de la canciller había sido “monitorizado” por la NSA.

El ministro de Relaciones Exteriores alemán, Guido Westerwelle, convocó al embajador estadounidense en Berlín para debatir el asunto, algo que los diplomáticos señalaron que ha sucedido muy pocas veces en los últimos 60 años.

El portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, manifestó que Obama le había asegurado a Merkel que Estados Unidos “no está monitorizando y no monitorizará” las comunicaciones de la canciller, lo que deja abierta la posibilidad de que eso haya sucedido en el pasado.

Para Alemania, el asunto es particularmente sensible, dado que la sola idea de espionaje trae el recuerdo de las escuchas que efectuaba la policía secreta de la ex Alemania oriental, donde creció Merkel.

Luego de la filtración de datos por parte del ex contratista de inteligencia Edward Snowden, que reveló el alcance de los vastos programas de control de datos de la NSA, Washington ha tenido roces con importantes aliados, desde Brasil hasta Arabia Saudita.

La frustración de Alemania llega poco después de que en Francia el periódico Le Monde reportó que la NSA había recolectado decenas de miles de registros de llamadas telefónicas francesas entre diciembre del 2012 y enero del 2013, y de que en Italia una revista informó el jueves que la NSA intervino comunicaciones italianas sensibles.

Las revelaciones podrían tener impacto en iniciativas legislativas y comerciales importantes entre Estados Unidos y la UE. Algunos legisladores alemanes dijeron incluso que las negociaciones sobre un acuerdo de libre comercio deberían suspenderse.

Merkel, quien había conversado con Estados Unidos la posibilidad de un pacto de “no espionaje”, deslizó que los acuerdos para compartir datos con Washington deberían ser revisados, un potencial revés a los esfuerzos de Estados Unidos por recolectar información para combatir el terrorismo.

“Somos aliados que enfrentan desafíos juntos. Pero este tipo de alianza sólo puede construirse sobre la base de la confianza”, dijo la canciller.

Merkel y el presidente francés, Francois Hollande, mantuvieron un encuentro bilateral antes del inicio de la cumbre en el que debatieron el asunto del espionaje. Hollande había dicho que planeaba llevar el asunto a la agenda de la reunión regional.

Si bien Berlín y París probablemente se encontrarán con la simpatía de muchos de los estados miembros del bloque de 28 naciones, los problemas de seguridad nacional no son competencia de la UE. Lo mejor que pueden esperar es una expresión de apoyo de los líderes regionales y sus pedidos de explicaciones a Washington.

Camino al encuentro de la UE, varios líderes europeos expresaron su conmoción y sorpresa por las acusaciones de espionaje.

NORMAS SOBRE PRIVACIDAD DE DATOS

En lo que sería el impacto más inmediato, las acusaciones podrían alentar a los miembros del bloque a respaldar una serie de estrictas normas sobre la privacidad de los datos que está siendo esbozada por la UE.

El Parlamento europeo aprobó esta semana un paquete de leyes que reformarán las normas de protección de datos de la UE que datan de 1995.

Esta reforma restringiría el modo en que los datos obtenidos por firmas como Google y Facebook en Europa son compartidos con países no europeos, introduciría el derecho de los ciudadanos a requerir que sus rastros digitales sean borrados de internet, e impondría multas de hasta 100 millones de euros (138 millones de dólares) para quienes incumplan esas normas.

A Estados Unidos le preocupa que las regulaciones, si entran en vigencia, aumenten el costo de hacer negocios y manejar datos en Europa. Google, Yahoo!, Microsoft y otras compañías han ejercido fuerte presión contra las propuestas.

Dadas las acusaciones de espionaje, Francia y Alemania -los dos países más influyentes en la política de la UE- ganarían el apoyo del resto de los estados miembros para avanzar en negociaciones con el Parlamento europeo para que complete las regulaciones y las endurezca.

Esto podría significar que se llegue a un acuerdo a comienzos del año próximo y que las leyes entren en vigencia en 2015. Para Estados Unidos, las nuevas medidas modificarían sustancialmente la forma en que se implementan las normas de privacidad de los datos a nivel global.

Reporte adicional de Madeline Chambers y Noah Barkin en Berlín y Alexandria Sage en París; Editado en español por Ana Laura Mitidieri

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below