for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up
Noticias Globales

Manifestantes incendian oficina del parlamento iraquí en ciudad sureña de Basora

Manifestantes se enfrentan a las fuerzas de seguridad durante las protestas antigubernamentales en Basora, Irak. 21 agosto 2020. REUTERS/Essam Al-Sudani

BASORA, Irak, 21 ago (Reuters) - Manifestantes incendiaron el viernes la oficina local del parlamento en la ciudad de Basora, en el sur de Irak, mientras las fuerzas de seguridad dispararon al aire para dispersarlos, dijo un testigo de Reuters y fuentes de la seguridad.

Los manifestantes se reunieron para exigir que el parlamento iraquí expulsara al gobernador provincial después de que dos activistas murieron y varios más resultaron heridos en tres ataques separados por hombres armados desconocidos esta semana. Las fuerzas de seguridad abrieron fuego mientras los manifestantes lanzaban cócteles molotov.

La activista Reham Yacoub, que lideró varias marchas de mujeres en el pasado, pereció el miércoles y tres personas más resultaron heridas cuando unos hombres en motocicleta dispararon sus rifles de asalto contra su auto.

Fue el tercer incidente esta semana en el que hombres armados atacaron a un activista político antigubernamental, después de que un activista fue asesinado y otro cuatro vieron cómo era incendiario su auto en un ataque separado.

La ola de violencia comenzó cuando el activista Tahseen Osama fue asesinado la semana pasada, provocando protestas callejeras que duraron tres días y en las que las fuerzas de seguridad dispararon con fuego real contra los manifestantes, que lanzaron piedras y cócteles molotov contra la casa del gobernador y bloquearon varias calles importantes.

El primer ministro, Mustafa al-Kadhimi, expulsó a los jefes de policía de Basora y de seguridad nacional el lunes y ordenó una investigación sobre la violencia. Eso calmó las protestas hasta la muerte de Yacoub, que volvió a llenar las calles.

Kadhimi asumió el cargo en mayo, convirtiéndose en el tercer jefe de gobierno iraquí en un caótico periodo de 10 semanas que siguió a meses de protestas mortales en un país exhausto por décadas de sanciones, guerras, corrupción y desafíos económicos.

Reporte de Aref Mohammed; escrito por Ahmed Aboulenein; editado en español por Carlos Serrano

for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up