for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up
Noticias Globales

La ONU celebra su 75 aniversario, con la pandemia y las tensiones entre EEUU y China como desafíos

22 sep (Reuters) - Los líderes mundiales se reunieron el lunes de forma telemática para conmemorar el 75º aniversario de las Naciones Unidas, mientras que la pandemia de coronavirus y las tensiones entre los Estados Unidos y China siguen desafiando la eficacia y la solidaridad de este organismo formado por 193 miembros.

La sede de las Naciones Unidas en Nueva York, EEUU, el 21 de septiembre de 2020. REUTERS/Mike Segar

A medida que la COVID-19 comenzó a propagarse por el mundo a principios de año, obligando a millones de personas a refugiarse en sus casas y devastando las economías mundiales, los países se han ido aislado progresivamente, al tiempo que las Naciones Unidas trataban de hacerse valer.

Las tensiones que se prolongaron durante un largo período entre Estados Unidos y China llegaron al punto de ebullición por la pandemia, lo que puso de relieve la apuesta de Pekín por una mayor influencia multilateral en un claro desafío al liderazgo tradicional de Washington.

El coronavirus surgió en China a finales del año pasado, y Washington acusa a Pekín de falta de transparencia, algo que en su opinión hizo empeorar el brote. China niega las afirmaciones de Estados Unidos.

En un aparente golpe al país norteamericano, el presidente de China, Xi Jinping, dijo el lunes: “Ningún país tiene el derecho de dominar los asuntos mundiales, controlar el destino de los demás o reservarse las ventajas del desarrollo. Menos aún se le debe permitir a uno hacer lo que quiera y ser el país hegemónico, abusón o jefe del mundo. El unilateralismo es un callejón sin salida”.

Los comentarios de Xi no estaban en el vídeo que grabó para la reunión. En cambio, se incluyeron en una declaración más larga que la delegación china de la ONU dijo que fue presentada al organismo mundial.

China se ha presentado como la principal representante del multilateralismo, mientras que el desprecio del presidente Donald Trump por la cooperación internacional llevó a Washington a renunciar a los acuerdos globales sobre el clima e Irán y a abandonar el Consejo de Derechos Humanos de la ONU y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La embajadora adjunta de Estados Unidos ante las Naciones Unidas, Cherith Norman Chalet, dijo a la Asamblea General que el organismo mundial había demostrado en muchos aspectos ser un “experimento exitoso, aunque también había motivos de preocupación”.

“Las Naciones Unidas se han resistido durante demasiado tiempo a una reforma significativa, con demasiada frecuencia carente de transparencia y demasiado vulnerable a la agenda de los regímenes autocráticos y las dictaduras”, dijo.

La retirada de Estados Unidos de la OMS se produjo después de que Trump acusara a la agencia de ser una marioneta de China, una afirmación que la OMS rechazó.

“ELLOS Y NOSOTROS”

El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, dijo que la “creciente discordia” en la comunidad internacional se debe a que algunos países se inmiscuyen en los asuntos internos de otros Estados e imponen sanciones unilaterales, una indirecta a Washington.

“El mundo está cansado de las líneas divisorias, de dividir a los Estados entre ellos y nosotros. El mundo requiere cada vez más asistencia y cooperación multilateral”, dijo.

La pandemia ha expuesto las fragilidades del mundo, dijo el secretario General de la ONU Antonio Guterres. “Hoy en día tenemos un superávit de desafíos multilaterales y un déficit de soluciones multilaterales”, dijo.

El Consejo de Seguridad tardó meses en respaldar un llamamiento de Guterres para un alto el fuego mundial, que permita que los países se centren en la lucha contra la COVID-19, debido a las disputas entre China y Estados Unidos.

La canciller alemana Angela Merkel dijo que los intereses de los estados miembros a nivel individual habían forzado “demasiado a menudo” a las Naciones Unidas a quedarse atrás de sus ideales.

“Los que creen que pueden estar mejor solos están equivocados. Nuestro bienestar es algo que compartimos, nuestro sufrimiento también. Somos un mundo”, dijo a la Asamblea General.

Varios líderes pidieron una reforma de las Naciones Unidas y, en particular, del Consejo de Seguridad formado por 15 miembros, argumentando que era injusto que Estados Unidos, Rusia, China, Francia y Reino Unido fueran las únicas potencias con derecho a veto permanente.

“Una estructura del Consejo que deja el destino de más de 7.000 millones de personas a merced de cinco países no es ni justa ni sostenible”, dijo el presidente de Turquía, Tayyip Erdogan.

El evento especial de un día que se celebró el lunes se adelanta a la reunión anual de los líderes mundiales en las Naciones Unidas, que comienza el martes sin la presencia física de los presidentes o primeros ministros en la ciudad Nueva York. Todas las declaraciones han sido pregrabadas y serán transmitidas en el salón de la Asamblea General.

Las Naciones Unidas fueron creadas al aunarse varios países después de la Segunda Guerra Mundial para prevenir otro conflicto de este tipo. Aunque no ha habido una Tercera Guerra Mundial, los líderes adoptaron una declaración conjunta el lunes reconociendo “momentos de decepción”.

“Todo esto exige más acción, no menos”, dijeron en un comunicado.

Información de Michelle Nichols; información adicional de Tuvan Gumrukcu; editado por Diane Craft, Bernadette Baum y Leslie Adler

Nuestros Estándares: Los principios Thomson Reuters.

for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up