for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up
Noticias de Negocios

Debilidad de mercado global da paso a nueva acumulación de petróleo en contenedores flotantes

LONDRES, 9 sep (Reuters) - La tambaleante recuperación de la economía global ante la pandemia del coronavirus está dando paso a una nueva acumulación de suministros de petróleo, llevando a grandes intermediadores como Transfigura a reservar espacio de almacenamiento de crudo y productos refinados en contenedores flotantes.

Foto de archivo ilustrativa del tanquero VLCC "Cap Pembroke" en el terminal petrolero Valero en Pembrokeshire, Gales. Jul 28, 2018. REUTERS/Rebecca Naden

El uso de los denominados contenedores flotantes para almacenamiento se produce en momentos en que el espacio para guardar barriles de crudo en tierra está cerca de su capacidad máxima, ya que los suministros crecen en relación con una demanda menguante.

La firma operadora Transfigura ha contratado al menos cinco de los mayores contenedores flotantes del mundo, capaces de almacenar hasta 2 millones de barriles de petróleo cada uno y conocidos como tanqueros VLCC (por sus siglas en inglés), según datos de la industria de energía y de transporte naviero.

Varias embarcaciones recientemente fabricadas en el mundo están destinadas almacenar gasolina y diésel, por lo que éstos volúmenes son especialmente elevados luego de una modesta recuperación de mediados de verano boreal.

La acumulación de inventarios ocurre a pesar de que los grandes productores de crudo del mundo, como Arabia Saudita y Rusia, han recortado drásticamente su producción, mientras que las refinerías han desacelerado sus operaciones en los últimos meses en respuesta al derrumbe sin precedentes del consumo.

Otros grandes operadores de energía, como Vitol, Litasco y Glencore, han contratado en los últimos días gigantescos tanqueros para almacenar diésel por hasta 90 días, de acuerdo a datos de operadores y de la industria naviera.

Los futuros del petróleo Brent languidecen por debajo del umbral de 40 dólares el barril, después de haberse derrumbado a sus menores niveles desde julio la semana pasada.

“El mercado está débil, presenta un panorama negativo, y la práctica de almacenamiento en contenedores flotantes está volviendo”, dijo una fuente del mercado.

El diferencial para los precios del crudo Brent para entrega inmediata y envío a seis meses Lcoc1-lcoc7 ha estado encogiéndose a ritmo constante hasta situarse cerca de los 3 dólares, un mínimo visto por última vez en mayo.

Los inventarios mundiales de petróleo siguen bastante por encima del promedio de los últimos años. Aunque las existencias han estado bajando a un ritmo de alrededor de 1,6 millones de bpd en los últimos 30 días, aún se ubican unos 600 millones de barriles por sobre los volúmenes del año pasado, según cálculos de Morgan Stanley.

Reportes de Noah Browning, Ron Bousso y Dmitry Zhdannikov. Editado en español por Marion Giraldo

for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up