for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up
Noticias de Negocios

El "boom" del aguacate se cobra su precio en el sur de Portugal

LAGOS, Portugal, 13 oct (Reuters) - Como muchos británicos afincados en Portugal, Richard Alan se mudó a la soleada región del Algarve para disfrutar de su jubilación. Compró una quinta, se casó con el amor de su vida y comenzó a cultivar un huerto. Fue entonces cuando empezó a quedarse sin agua.

Un plato de aguacate espera ser servido en el restaurante Avocado House, en Lisboa, Portugal. 9 de octubre de 2020. REUTERS/Rafael Marchante

Él, igual que varios ecologistas, achacan al auge de la producción de aguacate -también conocido como palta- de los últimos años la absorción de un agua de por sí escasa, en una zona en la que el cambio climático ha agravado las condiciones de sequía.

Los aguacates consumen cuatro veces más agua que los tradicionales cultivos de naranjas del Algarve. Las plantaciones de este fruto cubren unas 1.600 hectáreas, casi el doble de la superficie que ocupaban en el 2018.

No muy lejos de la granja de Alan, en la apacible aldea de Barão de São João, 200 hectáreas de campos de aguacates absorben entre 3,5 y 4,1 millones de litros de agua al día, dependiendo de la temporada.

“Estoy seguro de que lo que antiguamente eran depósitos de agua subterránea ahora son absorbidos por los aguacates o se evaporan”, dijo Alan, de 74 años de edad, que recoge el agua de lluvia de su tejado en las raras ocasiones en que llueve.

Su pozo está casi seco y el paisaje alrededor de su propiedad está reseco.

“La gente vive en esta zona (...) porque quiere estar en contacto con la naturaleza”, dijo. “Si quitas el agua, no hay naturaleza”.

A unos 16 km de distancia, una de las principales presas de la región, Bravura, está al 18% de su capacidad, el nivel más bajo de todo Portugal. La comisión de seguimiento de la sequía dijo en un informe reciente que las presas del Algarve sólo tienen agua suficiente para durar hasta el final del año.

“Vamos a tener un desastre, esto es evidente”, dijo Mónica Viana, presidenta del grupo ecologista antimonocultivo Regenerarte. “El cambio climático está muy presente, se habla de ello en todo el mundo, y nosotros en el Algarve no somos una excepción.”

Personas como Viana argumentan que los productores deberían optar por cultivos de la zona como el olivo, el algarrobo o el alcornoque.

“El día en que el aguacate deje de tener el precio en el mercado que tiene ahora, esas propiedades acabarán por ser abandonadas, pero los impactos se quedarán aquí”, dijo el abogado ambientalista Rui Amores.

Los productores de aguacate reconocen la escasez de agua. Algunos han implantado métodos para consumir menos y han instado al Gobierno a actuar.

ORO VERDE

Untado sobre una tostada o en batido, el aguacate se ha vuelto popular en todo el mundo.

En Lisboa, el restaurante Avocado House sirve una variedad de platos hechos a base de aguacate a una clientela mayoritariamente joven que busca comidas saludables que compartir en Instagram.

“Siento que estas nuevas generaciones están completamente volcadas en la comida sana”, dijo el propietario del local, Rui Barata.

Pero además de sanos los aguacates también son lucrativos.

Los agricultores venden 1 kg de naranjas por unos 50 céntimos de euro (0,59 dólares), mientras que un kilo de aguacates se vende por una media de 2,20 euros, según las autoridades regionales en materia de agricultura. Los costes de producción también son menores gracias a que se requiere un menor control de plagas.

“Esto está de moda, es el ‘oro verde’”, dijo José Campos, un joven agricultor de aguacates. Al igual que más de la mitad de los 110 productores del Algarve es socio de Trops, el mayor tratante de aguacates de España, que se encarga de vender toda su cosecha.

Duarte Pereira, representante de Trops, dijo que el año pasado se enviaron 2.500 toneladas de aguacates a España para su posterior exportación a toda Europa. Este año se espera que las exportaciones se dupliquen.

Pero la falta de agua podría interrumpir los sueños del aguacate del Algarve antes de lo esperado.

“Si no se resuelve el problema del agua, no sé si estos cultivos tienen futuro en el Algarve”, dijo Campos, instando a las autoridades a buscar soluciones que incluyan el bombeo de agua de río a las presas.

El jefe de la autoridad agraria del Algarve, Pedro Monteiro, dijo que aunque hay potencial para expandir los cultivos de aguacate, la falta de agua está disuadiendo a algunos inversores.

Pereira, el representante de Trops, dijo que los productores ya utilizan tecnologías de ahorro de agua como el riego por goteo.

“La mayoría de nuestros productores son agricultores que saben que el agua es inestimable”, dijo. “Sin ella todo esto está perdido”.

(1 dólar = 0,8470 euros)

Información de Catarina Demony; información adicional de Miguel Pereira y Rafael Marchante; editado por Andrei Khalip y Mike Collett-White; traducido por Darío Fernández en la redacción de Gdansk

Nuestros Estándares: Los principios Thomson Reuters.

for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up