for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up
Noticias de Negocios

Las negociaciones comerciales entre Londres y UE encallan en las ayudas estatales

BRUSELAS, 1 oct (Reuters) - Los negociadores británicos y de la UE no han alcanzado un acuerdo sobre las ayudas estatales, un elemento clave que impide cerrar el trato en torno a los vínculos comerciales post-Brexit, dijeron el jueves fuentes diplomáticas mientras los líderes de los 27 Estados miembros se reúnen en Bruselas.

Foto de archivo de las banderas de Gran Bretaña y la UE en Berlín. Abril 9, 2019. REUTERS/Hannibal Hanschke

La cumbre, de dos días de duración, tratará sobre política exterior. Además, el presidente del Consejo de Europa, Charles Michel, y el Ejecutivo del bloque comunicarán el viernes su última evaluación sobre el Brexit.

Los desacuerdos en temas como subsidios y pesca, junto a la forma de resolver ciertas disputas, han empañado las negociaciones. Aunque la mayor crisis hasta el momento entre ambas partes se desencadenó el mes pasado, cuando Reino Unido desveló un nuevo proyecto de ley de salida. Una legislación que, de aplicarse, rompería el acuerdo de divorcio original.

La Cámara Baja del parlamento británico aprobó el martes dicho proyecto de ley, que ahora está en la Cámara de los Lores. Reino Unido afirma que para que sus naciones puedan comerciar libremente entre sí tras el Brexit hay que romper las disposiciones del acuerdo de divorcio sobre la frontera irlandesa.

La Comisión Europea, que negocia con Reino Unido en nombre de todos los miembros del bloque, quiere que Londres apruebe unas normas amplias de ayuda estatal compatibles con las que tiene la UE.

El bloque quiere que un regulador británico independiente decida sobre la cuestión de las ayudas estatales en Reino Unido mientras busca un nuevo mecanismo para la solución de contenciosos entre ambas partes.

Este mecanismo implicaría la creación de un nuevo Comité Conjunto y de un Panel de Arbitraje.

Así, si una de las partes no cumple con lo acordado, el Panel de Arbitraje podrá imponer multas y la parte afectada tendrá la posibilidad de llevar a cabo represalias comerciales.

“El problema es que el Reino Unido no quiere seguir ese camino”, dijo a Reuters un diplomático de la UE.

Otro representante del bloque, involucrado en las negociaciones, subrayó esa idea: “Está por ver que Reino Unido vaya a firmar eso (el nuevo mecanismo para la resolución de conflictos)... No estoy seguro”.

Londres, por el momento, ha optado por procedimientos más indulgentes, típicos de los acuerdos de libre comercio, añadiendo que, tras el Brexit, Bruselas no tendrá nada que opinar sobre la política de subsidios corporativos británica.

Escrito por Gabriela Baczynska; editado por Tomasz Janowski; traducción de Jorge Martínez

Nuestros Estándares: Los principios Thomson Reuters.

for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up