for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up
Noticias Globales

Johnson planea controles fronterizos completos de los productos de la UE según el periódico Daily Telegraph

LONDRES, 1 feb (Reuters) - El Primer Ministro británico Boris Johnson se está preparando para imponer controles aduaneros y fronterizos completos a todos los bienes de la Unión Europea que entren en Reino Unido a partir del próximo año, en un intento de aumentar la presión sobre el bloque en las conversaciones comerciales, informó el periódico The Daily Telegraph.

El Primer Ministro de Reino Unido, Boris Johnson, preside una reunión de gabinete en el Centro Nacional del Vidrio de la Universidad de Sunderland, Sunderland, Gran Bretaña, el 31 de enero, 2020. Paul Ellis/Pool via REUTERS

“Estamos planeando controles completos de todas las importaciones de la UE - declaraciones de exportación, declaraciones de seguridad, controles de salud animal y todos los bienes de supermercado pasarán por los puestos de inspección fronterizos”, dijo el Telegraph del sábado citando a una importante fuente del gobierno.

“Esto duplicará el desafío práctico en la frontera en enero de 2021”, añadió la fuente.

Bajo los planes anteriores del gobierno para un Brexit sin acuerdo el año pasado, donde Reino Unido habría dejado la UE abruptamente sin ningún acuerdo comercial, sólo una pequeña proporción de los bienes habría sido controlada.

Reino unido salió de la UE a las 2300 GMT el viernes con un acuerdo de transición temporal, comenzando un período de 11 meses durante el cual Johnson tiene como objetivo negociar un acuerdo de libre comercio similar al que existe entre Canadá y la UE.

Los negociadores británicos esperan que las amenazas de controles más estrictos si no se llega a un acuerdo podrían hacer que la UE esté más dispuesta a aceptar los términos de Reino Unido, dijo el Telegraph.

Sin un acuerdo, las exportaciones de bienes británicos se verán afectadas por los aranceles de la UE a partir del próximo año. Incluso con un acuerdo, es probable que se realicen controles adicionales a ambos lados de la frontera, lo que llevó al Banco de Inglaterra a advertir la semana pasada sobre los daños al comercio y al crecimiento económico a partir del próximo año.

La intensidad de estos controles afectará a los costes de las empresas británicas que dependen de la entrega “justo a tiempo”, como los fabricantes de automóviles y los supermercados, y algunos temen que incluso pequeñas demoras en la frontera puedan hacerles poco competitivos o reducir las alternativas de los compradores.

Al ser preguntada sobre la información publicada por el Telegraph, una portavoz de la oficina de Johnson dijo que el cambio era inevitable.

“Estamos dejando la unión aduanera y el mercado único de la UE. Eso significa que las empresas tendrán que prepararse para la vida fuera de estos”, dijo.

La Cámara de Comercio Británica (BCC por sus siglas en inglés) dijo que el gobierno debería dar prioridad a la continuidad del libre flujo de mercancías a través de los puertos después de que el periodo de transición termine.

“Los costos se suman con cada nuevo procedimiento o retraso - y cada libra gastada en la adaptación a los nuevos requisitos es una libra menos para la formación, el equipamiento o la obtención de nuevos clientes”, dijo el director general de la BCC, Adam Marshall.

Información de Guy Faulconbridge y David Milliken; editado por by Helen Popper; Traducido por Aida Peláez en la redacción de Gdansk

for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up