for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up
Noticias de Negocios

ANÁLISIS-Los operadores de la libra, tranquilos ante el nuevo precipicio del Brexit

LONDRES, 28 sep (Reuters) - Es posible que Reino Unido se dirija a un Brexit sin acuerdo en tres meses, pero entre los operadores de Londres la sensación hasta ahora es de “déjà vu” más que de un pánico vendedor que perjudique a los activos británicos en el mercado.

IMAGEN ILUSTRATIVA: Monedas de libra sobre un cristal fragmentado tras el que se ve la bandera de Reino Unido con la palabra "Brexit" escrita. 31 de enero de 2020. REUTERS/Dado Ruvic/Illustration/File Photo

Después de que el Reino Unido amenazara con deshacerse de partes de su acuerdo de divorcio de la Unión Europea este mes, los mercados están valorando un 40%-45% de posibilidades de salida del bloque comercial de la UE sin ningún acuerdo alternativo a finales de 2020. Algunos bancos creen que el riesgo es más alto.

Sin embargo, mientras la crisis política de cuatro años entre Londres y Bruselas entra en lo que puede ser su tramo final, los inversores y las empresas no están apresurándose tanto para vender libras esterlinas o protegerse contra la volatilidad como lo hicieron cuando se intensificaron en el pasado los riesgos de un Brexit no pactado.

“La fatiga del Brexit está definitivamente ahí. El coronavirus ha abrumado al Brexit. Los niveles de participación son todavía relativamente pequeños y generalmente se trata de movimientos oportunistas”, dijo Ian Tew, un operador de libras esterlinas para Barclays en Londres.

El volumen semanal de movimiento en libras esterlinas en el mercado aumentó un 35% en la tercera semana de septiembre en comparación con finales de agosto, según datos de Refinitiv, pero está por debajo de la mayoría de las semanas de septiembre y octubre de 2019 y 2018, cuando aumentaron las preocupaciones sobre un Brexit caótico antes de que se cumplieran los plazos para los acuerdos previos con la UE.

Es cierto que la libra esterlina ha caído un 5,8% este mes, desde 1,3481 dólares el 1 de septiembre a 1,27 dólares, revirtiendo las ganancias de agosto. No obstante, los analistas dicen que esta medida ha sido exagerada por un ataque general de aversión al riesgo que favorece al dólar, más que a los temores por el Brexit.

La libra está muy por encima del mínimo de septiembre pasado, que era de 1,1959.

Frente al euro, la caída de la libra ha sido más comedida, ya que el euro ha subido este mes un 2,8%, hasta 91,50 peniques.

Los derivados cotizan mostrando un incremento de la volatilidad al nivel más alto desde el pánico del coronavirus de marzo y abril. Pero siguen estando entre un 15% y un 25% por debajo de los máximos de finales de 2018 y 2019.

Ese aumento debe considerarse también en el contexto de una mayor volatilidad del mercado en 2020.

MENOS PENSAMIENTO GRUPAL

Richard Benson, jefe de inversiones de cartera del administrador de activos de divisas Millennium Global Investments, tiene posiciones cortas o vendedoras en la libra esterlina y cree que la actividad comercial se está viendo mermada por el hecho de que hay más inversores y operadores trabajando desde casa.

“Hay un poco menos de pensamiento grupal. Hay menos respaldo grupal, en plan ‘Todos estamos haciendo lo mismo, la actividad va en esta dirección”, dice, añadiendo que en una reciente mesa redonda virtual del sector el número de personas con posiciones cortas en libras esterlinas era similar al de los que tenían posiciones largas.

Otra explicación, según los operadores, es que la pandemia de COVID-19 está eclipsando al Brexit en la mente de los inversores y los ejecutivos empresariales.

Por ejemplo, los exportadores que normalmente ajustarían sus coberturas de divisas después de una caída de la libra han visto esas estrategias trastocadas por el colapso de los ingresos. La incertidumbre del virus podría incluso provocar un cambio en la fecha límite del 31 de diciembre para el Brexit.

“El mercado está muy cansado del proceso político”, dijo Simon Manwaring, jefe de operativa de divisas de NatWest Markets, y “está buscando algo más definitivo” antes de que los clientes realicen coberturas o tomen posiciones especulativas.

Aaron Hurd, gestor de cartera de divisas de State Street Global Advisors, cree que las dos partes llegarán a un acuerdo sobre el Brexit y quiere comprar más libras. Pero se mantiene a la espera mientras todos tratan de discernir “qué parte del ruido político y de los titulares de prensa es postureo... y qué parte es un verdadero desacuerdo entre bastidores”.

MAYOR NERVIOSISMO Aun así, aunque los niveles de actividad sugieren que no existe el pánico de años anteriores, está empezando a aumentar el nerviosismo. La demanda de opciones de venta - derechos para vender la libra esterlina - ha aumentado significativamente, y las reversiones de riesgo o “risk reversals” (una estrategia de cobertura para proteger una posición larga o corta utilizando opciones de venta o compra) a tres meses están a niveles similares a los de finales de 2018, cuando Londres y Bruselas se encontraban con dificultades para cerrar el acuerdo de salida.

Esto sugiere que los inversores están cada vez más preocupados por nuevas caídas de la moneda británica.

Para los operadores que desean protección contra una caída de la libra, en los contratos de opciones con vencimiento en noviembre y diciembre se refleja una probabilidad de movimiento de precios del 11%, frente al 9,4% a principios de septiembre, según datos de CME.

La pregunta es si tal nerviosismo se traduce en ventas más agresivas.

“El Brexit era el escenario central de todo en el pasado. Ahora no lo es”, dice Tew, el operador de Barclays, que considera que, aun así, sigue siendo un “factor diferenciador” que mantiene la libra vulnerable.

Información de Tommy Wilkes y Saikat Chatterjee; editado por Hugh Lawson; traducido por Tomás Cobos

Nuestros Estándares: Los principios Thomson Reuters.

for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up