for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up
Noticias Globales

Boris Johnson dice que es "vergonzoso" amenazar la estatua de Churchill

FOTO DE ARCHIVO. Un manifestante protesta junto a un grafiti al lado de la estatua de Winston Churchill en el centro de Londres. Junio, 2020. REUTERS/Dylan Martinez

LONDRES, 12 jun (Reuters) - El primer ministro británico, Boris Johnson, dijo el viernes que es “absurdo y vergonzoso” que una estatua de Winston Churchill corra el riesgo de ser atacada por manifestantes, en su declaración más potente hasta la fecha sobre la creciente tendencia de cuestionar el legado de líderes pasados.

Manifestantes antirracistas, que han organizado protestas desde la muerte de George Floyd, un hombre negro, bajo custodia policial en Mineápolis el 25 de mayo, han situado a las estatuas en primera línea de su reto al pasado imperialista británico.

La estatua de Edward Colston, que amasó una fortuna en el siglo XVII gracias al comercio esclavista, fue derribada el domingo en la ciudad de Bristol por manifestantes que participaban en la ola mundial de protestas.

Antes de las protestas que se celebrarán el viernes y el fin de semana, funcionarios ocultaron con paneles la estatua situada frente al Parlamento de Churchill, primer ministro británico durante la Segunda Guerra Mundial, después de que los manifestantes la pintarrajearon el domingo.

“Es absurdo y vergonzoso que este monumento nacional esté hoy en día en riesgo de ser atacado por manifestantes violentos”, tuiteó Johnson.

“Sí, a veces expresó opiniones que eran y son inaceptables para nosotros hoy en día, pero fue un héroe, y se merece plenamente su monumento. No podemos ahora tratar de editar o censurar nuestro pasado. No podemos pretender tener una historia diferente”, agregó, pidiendo a la gente que evite las protestas.

Johnson es un admirador y biógrafo de Churchill y algunos de sus cercanos dicen que quiere emularle. Según afirmó, ha escuchado “el sentimiento innegable de injusticia” de los que protestan, pero también instó a los manifestantes a mantener la distancia social para evitar una segunda ola del coronavirus.

“Sea cual sea el progreso que ha hecho este país en el combate contra el racismo -y ha sido grande- todos reconocemos que hay mucho más trabajo que hacer”, señaló. “Pero está claro que las protestas han sido tristemente secuestradas por intentos extremistas de violencia”.

Reporte de Kate Holton y Elizabeth Piper; editado en español por Carlos Serrano

Nuestros Estándares: Los principios Thomson Reuters.

for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up