for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up
Noticias Globales

Hartos de estar en casa: China aguarda el repunte del turismo en la Semana Dorada

PEKÍN/SHANGHÁI, 28 sep (Reuters) - China espera un importante repunte de los viajes dentro del país durante las próximas vacaciones de la conocida como Semana Dorada tras los duros meses de restricciones por el coronavirus, con los billetes para algunos vuelos agotados y el aumento de las reservas hoteleras en las plataformas de viajes.

FOTO DE ARCHIVO: Viajeros hacen cola en el Aeropuerto Internacional de Pekín, China. 30 de abril de 2020. REUTERS/Martin Pollard

La demanda acumulada durante los meses de confinamiento alimenta el optimismo de que la industria turística china ha llegado a un punto de inflexión, con la esperanza de que los ocho días de vacaciones que se inician a partir del 1 de octubre sobrecarguen la tímida recuperación observada en los últimos meses, aunque persista cierta inquietud por el virus.

La segunda economía más grande del mundo ha recuperado en gran medida a la normalidad pero todavía hay focos de debilidad persistentes como el del sector del turismo, dijo Capital Economics en una nota reciente.

El resurgimiento de la industria turística de China ofrece un contraste sorprendente con la situación en algunas otras partes de Asia, así como en Estados Unidos y Europa, donde el nuevo coronavirus sigue circulando y las reuniones están restringidas.

Las vacaciones en las que se celebra la fundación de la China moderna son tradicionalmente una de las épocas con más actividad turística, y no sólo a nivel doméstico. El año pasado se hicieron 782 millones de viajes, con más de 7 millones de personas viajando al extranjero, según datos del Gobierno chino.

“La demanda de turismo que quedó suprimida durante nueve meses probablemente se desatará en estos ocho días”, dijo la plataforma de viajes en línea Trip.com en un comunicado, estimando que se podrían hacer 600 millones de viajes.

China ha puesto bajo control en gran medida sus brotes de coronavirus, surgido en la ciudad de Wuhan a finales del año pasado, tras lo cual se han levantado muchas restricciones a los viajes interiores.

Sin embargo se espera que pocas personas se aventuren al extranjero debido a las normas de cuarentena vigentes en todo el mundo y a la escasez de vuelos al exterior. El lunes, el Ministerio de Relaciones Exteriores anunció que la gente debe evitar los viajes internacionales a menos que sea “verdaderamente necesario” debido a la pandemia de COVID-19.

Pero entre el 1 de octubre y el 14 de septiembre se hicieron más reservas de vuelos nacionales que en el período anterior, con un aumento en agosto, y los asientos económicos de rutas populares como la de Pekín a la ciudad suroeste de Lijiang se han agotado, según el proveedor de servicios de viajes Qunar.com.

Las reservas de hoteles y vuelos realizados durante la semana del 8 al 15 de septiembre superaron a las realizadas durante el mismo período del año pasado, dijo Fliggy, una plataforma de viajes en línea de Alibaba, con un aumento de las reservas de hotel para la Semana Dorada de más del 50%.

GANAS DE VOLAR

Se espera que el gasto en hoteles durante las vacaciones se recupere al nivel del año pasado, o incluso que se registre un ligero crecimiento, según el departamento de investigación de Meituan Dianping, cuyas aplicaciones de servicio a demanda abarcan desde los comestibles hasta los hoteles.

“La gente tiene ganas de volar a algún lugar, hay una demanda acumulada ya que están hartos de quedarse en casa”, dijo Mei Xin, analista de ventas al por menor de Huatai Securities.

Pero aún así, se mantiene cierta precaución con motivo del coronavirus.

La gente a menudo tiene que mostrar códigos QR de rastreo sanitario, los cuales han jugado un papel clave en la contención del virus, y algunos hoteles están pidiendo a sus huéspedes que se hagan pruebas de coronavirus antes de llegar.

A algunas familias se les pide que se queden en sus casas.

En ciudades como Pekín y Shanghái las escuelas han pedido a padres y estudiantes que no se vayan de vacaciones a menos que sea estrictamente necesario.

Pan Lei, un productor de televisión de Pekín de 45 años, afirmó tener que cancelar un viaje familiar a la zona turística de los montes Huang tras recibir un aviso de los colegios de sus hijos.

“Perdí el dinero que pagué por adelantado”, dijo.

Pero dijo que es comprensible que se tema una segunda ola de coronavirus este invierno.

“Las escuelas quieren reducir los riesgos al mínimo”.

Información de Sophie Yu y Brenda Goh; editado por Robert Birsel; traducido por Darío Fernández en la redacción de Gdansk

Nuestros Estándares: Los principios Thomson Reuters.

for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up