for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up
Noticias Nacionales

Honduras entrega toneladas de alimentos en medio de emergencia por coronavirus

TEGUCIGALPA, 25 mar (Reuters) - Efectivos del Ejército iniciaron el miércoles en Honduras la entrega de alimentos a millones de pobladores pobres, quienes no pueden salir a trabajar por las medidas oficiales para evitar que se propague el coronavirus, un brote que ha infectado a 36 personas en la empobrecida nación centroamericana.

Los residentes reciben una bolsa de comestibles en el barrio de Los Pinos, como parte de las medidas contra la propagación de la enfermedad por coronavirus (COVID-19), en Tegucigalpa, Honduras, 25 de marzo de 2020. REUTERS / Jorge Cabrera

Los suministros llegaron a la colonia Los Pinos, en la periferia de Tegucigalpa, transportados en camiones del Ejército y camionetas todoterreno custodiadas por soldados en uniformes de campaña, chalecos antibalas y con armas en ristre. El resto de la tropa, cargaba sobre sus hombros los víveres a través de las estrechas y empinadas calles hasta llegar a las viviendas.

Unos 27 kilos de alimentos entre frijoles, arroz, azúcar, manteca, harina de maíz y pasta fueron entregados casa por casa en Los Pinos, un barrio pobre de la capital que, en la víspera, protagonizó protestas callejeras exigiendo comida.

“Estamos haciendo todo lo que está a nuestro alcance para salvar vidas”, dijo el miércoles el presidente del país, Juan Orlando Hernández, en un mensaje televisado a todo el país.

“Esto incluye que los más vulnerables tengan alimento en su casa, en su mesa, para que así puedan estar tranquilamente, aún con la presión de estar encerrados”, agregó el mandatario, reelecto en unas cuestionadas elecciones a fines de 2017.

El 62% de los 9.2 millones de hondureños vive en la pobreza y 39% está bajo la línea de la pobreza extrema. El miércoles, en varias localidades del país se registraban protestas demandando comida, según reportes de medios locales.

“YA NO TENÍAMOS ALIMENTOS”

Los víveres que llegaron a Los Pinos alcanzan para unas 6.000 familias, dijeron autoridades, pero el plan es extender el reparto de comida a 3.2 millones de personas en la norteña San Pedro Sula, la ciudad puerto La Ceiba, en el litoral Atlántico, y la sureña Choluteca, donde se han registrado la mayoría de contagiados por coronavirus.

“Esta situación ha estado triste porque no teníamos nada, no hay transporte, no hay dinero. Ya no teníamos alimentos”, dijo a Reuters María Montoya, una ama de casa de 70 años, quien aseguro que ni su esposo, un vigilante de seguridad, ni sus hijos habían podido trabajar por el toque de queda.

Los alimentos eran acompañados de jabón, detergente y gel anibacterial.

El Gobierno suspendió el 15 de marzo la operación de las instituciones públicas y privadas y el transporte público e impuso un toque de queda en busca de contener la propagación del coronavirus que, en todo el mundo ha contagiado a más de 435,000 personas y cobrado la vida de 19,598.

El toque de queda culminaría el 29 de marzo pero al anunciarse la entrega de alimentos por 30 días, se abre la puerta a que sea ampliado por las autoridades en busca de mantener el aislamiento social, una estrategia recomendada por la OMS para aplacar la propagación del brote.

Editado por Diego Oré

for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up