for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up
Noticias Globales

El comisario de la UE, Hogan, lamenta la posible violación de normas contra COVID-19, y no se resigna a dimitir

El comisario europeo de Comercio de Irlanda Phil Hoganabla mientras asiste a su audiencia ante el Parlamento Europeo en Bruselas, Bélgica, el 30 de septiembre, 2019. REUTERS/Yves Herman

DUBLÍN/BRUSELAS, 23 ago (Reuters) - El comisario europeo de Comercio, Phil Hogan, se disculpó de nuevo el domingo por asistir a un evento en su Irlanda natal que pudo haber infringido las normas de contención del COVID-19, pero no llegó a ceder a los llamamientos de los líderes irlandeses para que dimitieran.

El sábado, el primer ministro y el viceprimer ministro de Irlanda pidieron al representante irlandés en la comisión ejecutiva de la UE que considerara su posición después de que su asistencia a una cena de golf provocara la indignación de la ciudadanía y condujera a otras dimisiones políticas.

Hogan, que ofreció una disculpa inicial el viernes, sólo después de que el primer ministro Michael Martin la exigiera, dijo el domingo que había escuchado atentamente las opiniones de Martin y del viceprimer ministro Leo Varadkar.

Dos representantes de la UE dijeron que Hogan es consciente del llamado a reconsiderar su posición, pero que optó por una ruta de disculpas y explicaciones que probablemente le permitiría seguir adelante.

“Reconozco que mis acciones han enfadado al pueblo de Irlanda, algo que lamento profundamente”, dijo Hogan en una declaración, añadiendo que su asistencia había causado “estrés, riesgos y ofensas innecesarias”.

“Quiero, en particular, pedir disculpas a... todas las personas que han perdido a sus seres queridos durante esta pandemia”.

Hogan dijo que ha estado informando a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, sobre el incidente de los últimos días.

Un ministro del Gobierno irlandés renunció y otros representantes fueron disciplinados el viernes por estar entre los más de 80 invitados a una cena en un hotel, organizada por la sociedad de golf del parlamento irlandés, la noche después de que las restricciones nacionales contra la COVID-19 se endurecieran significativamente.

El evento ha dañado la credibilidad del Gobierno en la lucha contra el virus en un momento en que las infecciones están aumentando. También ha enfurecido a personas que no han podido asistir a funerales o han cancelado vacaciones o bodas debido a las restricciones.

Información de Padraic Halpin; editado por Mark Heinrich; traducido por Aida Peláez en la redacción de Gdansk

for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up