for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up
Noticias Globales

Lonza confía en cumplir con el objetivo de producción de la vacuna de Moderna

Slideshow ( 2 images )

VISP, Suiza, 30 sep (Reuters) - La farmacéutica Lonza confía en que las plantas que está construyendo en EEUU y Suiza para ayudar a producir la vacuna candidata de Moderna para la enfermedad COVID-19 estén listas este año, indicó la compañía el martes.Las nuevas instalaciones de Lonza en Portsmouth, New Hampshire (EEUU), tienen como objetivo comenzar a fabricar los componentes de la vacuna en noviembre. Las tres de Visp, en plenos Alpes suizos, deben suministrar 300 millones de dosis anualmente y comenzarán a funcionar en diciembre.

Todavía no hay una vacuna contra la COVID-19 aprobada, pero varias se encuentran ya en la fase de ensayos avanzados, incluyendo las de Pfizer Inc., Johnson & Johnson y Moderna, cuya candidata depende de una tecnología nunca antes aprobada y que se sirve de células humanas para ayudar a desencadenar una respuesta inmune.

Torsten Schmidt, que dirige las instalaciones de Visp en Lonza, donde las líneas de producción de Moderna —que cuentan con una inversión de 210 millones de dólares— están completadas en un 50%, dijo que se ha asegurado el equipo necesario para evitar cualquier contratiempo de última hora.

“La entrega del equipo fue un momento crítico”, apuntó Schmidt en una entrevista. “Normalmente es un proceso que lleva 12 meses, pero aquí fue de 4-5 meses”.

Lonza, cuyas acciones han subido un 60% este año, tiene un contrato de 10 años para suministrar componentes a Moderna y hasta mil millones de dosis anuales de la vacuna COVID-19.

Estos componentes incluyen una versión sintética de ARN mensajero (ARNm), material genético, que está almacenado dentro de minúsculas gotitas de grasa llamadas nanolípidos con las que instruir a las células humanas para que produzcan una forma no replicable de la proteína del coronavirus y desencadenar una respuesta inmune en el cuerpo.

Los componentes se congelarán a -70 grados centígrados y serán enviados desde Visp a la farmacéutica española Rovi SA para la etapa final del proceso.

En cualquier caso, por muy preparada que esté Lonza, la disponibilidad de la vacuna de Moderna queda supeditada a los ensayos clínicos y a la opinión de los reguladores. La compañía estadounidense indicó que cerca de 20 millones de dosis deberían estar listas para finales de año.

Información de John Miller; editado por Barbara Lewis; traducción de Jorge Martínez

Nuestros Estándares: Los principios Thomson Reuters.

for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up