for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up
Noticias Nacionales

Paraguay endurece restricciones sociales ante aumento de casos de coronavirus

FOTO DE ARCHIVO. El presidente Mario Abdo Benítez usa una mascarilla al llegar a una ceremonia en homenaje a los veteranos de la Guerra del Chaco de 1932-1935 entre Paraguay y Bolivia, en el cuartel La Victoria en San Lorenzo, Paraguay. 12 de junio de 2020. REUTERS/Jorge Adorno

ASUNCIÓN, 20 ago (Reuters) - El gobierno de Paraguay anunció el jueves que volverá a implementar restricciones de circulación de personas y a las actividades sociales en la capital y el departamento Central, la zona más poblada del país, ante el aumento de los casos de coronavirus.

La medida, denominada “cuarentena social”, entrará a regir una vez que se emita el decreto correspondiente en los próximos días y establecerá un horario principalmente nocturno en el que no será permitido circular -salvo quienes cumplan funciones escenciales- ni vender bebidas alcohólicas.

“Lo que estamos planteando con esto es buscar proteger la salud de la población, pero además proteger la fase en la que estamos, proteger el trabajo y hacerlo protegiendo a nuestras personas vulnerables y al personal de blanco”, dijo en rueda de prensa el ministro de Salud, Julio Mazzoleni.

Además se reducirá al mínimo el número de funcionarios públicos que acudan a sus lugares de trabajo, solo se permitirá practicar deportes individuales y se restringirá el transporte de mediana y larga distancia entre el área afectada y el interior del país los fines de semana.

Paraguay fue uno de los primeros países de la región en declarar una cuarentena estricta con lo que logró contener la expansión del virus. No obstante, los casos se aceleraron desde mediados de julio a medida que la población avanzó en las fases del desconfinamiento.

Se trata de la segunda revisión del proceso de desconfinamiento que se inició en mayo y permitió reactivar la mayoría de las actividades económicas. A finales de julio las autoridades endurecieron las restricciones en el departamento de Alto Paraná, limítrofe con Brasil y actual epicentro de los contagios en el país.

Desde julio, Asunción, el departamento Central -que la rodea- y Alto Paraná se encuentran en fases inferiores al resto del país, con menos actividades permitidas. En tanto, en todo el territorio las clases presenciales y las actividades que generan aglomeraciones permanecen suspendidas, las fronteras cerradas y las reuniones sociales limitadas.

El país registra 11.133 casos de la enfermedad y 165 fallecidos desde el inicio de la epidemia en marzo, de acuerdo a cifras oficiales. Solo en el mes de agosto se registraron 116 muertes, el 70% del total.

Reporte de Mariel Cristaldo. Editado por Rodrigo Charme

for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up