for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up
Noticias Globales

Johnson ordena confinamiento en Inglaterra, casos COVID-19 R. Unido pasan 1 millón

LONDRES, 31 oct (Reuters) - El primer ministro Boris Johnson ordenó la imposición del confinamiento en Inglaterra después de que Reino Unido superara el umbral del millón de casos de COVID-19, con una segunda ola de infecciones que pone en riesgo al funcionamiento del sistema de salud.

Slideshow ( 2 images )

Reino Unido, que tiene el mayor saldo oficial de muertes de COVID-19 en Europa, enfrenta más de 20.000 casos nuevos de coronavirus por día, y los científicos han advertido que incluso podría exceder el “peor escenario” de 80.000 fallecidos.

Johnson, en una conferencia de prensa organizada en forma apresurada en Downing Street luego de que la noticia del confinamiento se filtrara a los medios locales, dijo que la cuarentena de un mes en toda Inglaterra comenzaría en la medianoche del jueves y duraría hasta el 2 de diciembre.

En algunas de las restricciones más duras en tiempos de paz en Reino Unido, las personas solo podrán salir de sus casas por razones específicas como educación, trabajo, ejercicio, compras esenciales y medicamentos o cuidado de los más vulnerables.

“Debemos actuar ahora”, dijo Johnson, flanqueado por su director médico Chris Whitty y su jefe de asesores científicos Patrick Vallance. “Si no actuamos, las muertes en este país podrían llegar a varios miles por día”.

El gobierno reactivará su programa de subsidios salariales de emergencia por coronavirus para asegurar que los trabajadores que quedaron temporalmente desocupados durante el nuevo confinamiento inglés reciban el 80% de su paga, agregó.

Las tiendas de productos esenciales, las escuelas y las universidades seguirán abiertas, dijo Johnson. Los bares y restaurantes estarán cerrados y solo podrán funcionar para retirar pedidos. Todos los comercios minoristas no esenciales cerrarán.

La imposición de restricciones más firmes tiene lugar luego de que los científicos advirtieran que el brote evolucionaba en la dirección incorrecta y que se necesitaban medidas para detener la propagación del virus y que las familias puedan reunirse en Navidad.

Las medidas ponen a Inglaterra a la par de Francia y Alemania, al establecer restricciones nacionales casi tan severas como las que este año llevaron a la economía global a sufrir la recesión más profunda en generaciones.

Johnson fue criticado por sus opositores políticos por actuar demasiado lento antes del primer confinamiento nacional, que se extendió del 23 de marzo al 4 de julio. El primer ministro se enfermó de COVID-19 a fines de marzo y fue hospitalizado a inicios de abril.

Un cierre nacional representa un cambio drástico de política para Johnson, quien ha dicho durante meses que no sería necesario.

Hace dos semanas defendió su estrategia de aplicar restricciones en diferentes partes, diciendo que quería evitar “la miseria de un confinamiento nacional”. Actualmente, en Inglaterra hay áreas que están sujetas a uno de tres niveles de restricciones por coronavirus.

Reporte adicional de Alistair Smout, Kate Holton y William Schomberg, editado por Gabriel Burin

Nuestros Estándares: Los principios Thomson Reuters.

for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up