for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up
Noticias Globales

Hospital de Moscú siente la presión de una segunda ola de COVID-19

MOSCÚ, 9 oct (Reuters) - Alexei Karzin, jefe de una unidad de cuidados intensivos con 20 camas en un hospital de Moscú, sintió algo de alivio cuando dejó de tratar pacientes con COVID-19 a principios de septiembre y pudo volver a cuidar a personas afectadas por apoplejías. Pero su respiro duró poco.

FOTO DE ARCHIVO. Trabajadores sanitarios mueven a un paciente en una camilla dentro del Hospital Clínico de la Ciudad Número 52, donde se trata a los pacientes que padecen la enfermedad del coronavirus (COVID-19), en Moscú, Rusia. 8 de octubre de 2020. REUTERS/Maxim Shemetov

Tres semanas después, su guardia volvió a estar en “zona roja” cuando el hospital tuvo que lidiar con un súbito aumento de pacientes con coronavirus.

“Por supuesto, sabía que habría algún incremento de gente infectada”, dijo Karzin, sentado en su escritorio en el Hospital Número 52 de Moscú. “Pero no esperaba que fuera tan agudo e implicara a números tan altos”.

El viernes, las nuevas infecciones diarias de Rusia superaron por vez primera el pico del brote en mayo y alcanzaron un nuevo récord de 12.126 casos.

Karzin, que contrajo el virus en la primera ola, dijo que el único tiempo libre que se ha tomado este año lo pasó cuidando a sus ancianos padres, que también tenían el COVID-19.

“Ya no tengo emociones. No hay nada bueno en esto, es triste. Dormimos y soñamos con verlo desaparecer un año”, afirmó.

El Hospital Número 52 tiene unas mil camas y se centró sobre todo en el tratamiento de pacientes con COVID-19 durante el verano boreal, cuando decenas de otras instalaciones médicas moscovitas volvieron a sus patrones de trabajo previos.

La capital rusa ha sufrido más de una cuarta parte de los 1,3 millones de casos de coronavirus detectados en Rusia hasta la fecha.

La segunda ola del brote no ha afectado por el momento al hospital tan fuertemente como la primera, dijo Marina Cheremukhina, jefa del departamento de admisiones.

En abril, el número diario más alto de nuevos pacientes fue de 150. Esa cifra se elevó recientemente a 95 en una jornada, pero la media es de 60 a 70 al día y cerca del 10% de ellos se encuentra en estado grave, señaló Cheremukhina.

Nadezhda Belova, de 71 años, dijo que fue hospitalizada porque está en un grupo de riesgo y requiere diálisis.

Otro paciente, Anatoliy Radchenko, de 81 años, indicó que fue diagnosticado con coronavirus cuando visitó a un médico por otro asunto de salud. Tosía con fuerza mientras hablaba.

“Mi esposa tiene el mismo problema (...) Está tosiendo peor que yo (...) Es lo que más miedo me da ahora, que me deje”, afirmó.

Editado en español por Carlos Serrano

Nuestros Estándares: Los principios Thomson Reuters.

for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up