June 19, 2018 / 5:39 PM / 5 months ago

Colombia se suma a equipos que tambalean frente a rivales de menor peso en el Mundial

SAMARA, Rusia (Reuters) - La fase de grupos del Mundial es tradicionalmente el escenario en el que las selecciones más importantes muestran sus credenciales, pero este año varios equipos tropezaron antes rivales de menor estatura, como le pasó el martes a Colombia.

El defensa colombiano Davinson Sánchez reacciona tras caer junto a su selección frente a Japón por el grupo H de la Copa del Mundo de la FIFA en Saransk, Rusia, jun 19, 2018. REUTERS/Damir Sagolj

Brasil, Alemania y Argentina han levantado 11 Copas del Mundo en conjunto, pero no pudieron ganar en sus estrenos en Rusia, lo que generó dudas sobre si esto se trata de un simple tropiezo o el indicio de un cambio importante en el equilibrio de poder.

Esto sumado a que el campeón del 2010 España no pudo derrotar a Portugal y Francia sufrió para superar a uno de los equipos australianos supuestamente más débiles de los últimos años.

Otro campanazo fue la victoria de México 1-0 ante Alemania, mientras que el martes Japón sorprendió a muchos al derrotar a Colombia aprovechando un penal y quedar con un hombre más al inicio del choque.

Alemania se sumó a España (2014), Francia (2002), Argentina (1990 y 1982) e Italia (1950) en la lista de campeones defensores que debutan con una derrota en el Mundial siguiente al de la corona.

Sin embargo, esta fue la primera derrota del campeón en su primer partido desde 1982 y la única vez en la historia en que Alemania, Brasil y Argentina no ganan sus primeros encuentros en la misma Copa del Mundo.

No todos están convencidos de que una competencia que solo ha tenido ocho ganadores en sus 88 años de historia haya sido testigo de una nivelación en el terreno de juego, como el director técnico del Manchester United, José Mourinho, que esta semana aseguró que finalmente los candidatos de siempre definirán el título.

Sin embargo, para que eso ocurra tendrán que reafirmar su superioridad contra equipos que parecen menores en el papel pero que han logrado establecer un libreto para detener a las selecciones de mayor poderío.

Argentina, que empató 1-1 con la pequeña Islandia, y Brasil, que logró el mismo marcador con Suiza, enfrentaron a equipos dispuestos a sacrificar su intención ofensiva en favor de una organización defensiva rígida y mucho trabajo de marca.

México fue un paso más allá, combinando el muro defensivo con un contraataque rápido que fulminó a la zaga germana.

Pero vencer a las defensas rivales es mucho más difícil cuando la estrella del equipo está apagada.

Lionel Messi, quien aún no ha logrado levantar un trofeo internacional con Argentina, parecía cargar con todo el peso del mundo sobre sus hombros al fallar un penal contra Islandia.

Por su parte Neymar, el futbolista más caro del planeta, no pudo mostrar su magia ante Suiza.

Con jugadores como Neymar y Messi fuera de su nivel habitual, el miedo a enfrentar a Brasil o Argentina puede reducirse. A medida que avance el torneo, quedará claro si ese temor desaparecerá o resurgirá con fuerza.

Reporte de Toby Davis; Editado en español por Daniela Desantis

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below