June 23, 2018 / 6:47 PM / 4 months ago

Cada falta podría contar en definición entre España y Portugal por ganador del Grupo B

SAMARA, Rusia (Reuters) - Las selecciones de España y Portugal podrían terminar igualadas en todos los aspectos tras los partidos del lunes en la jornada final del Grupo B, por lo que hasta una tarjeta amarilla sería la diferencia entre el primer puesto y el segundo.

Nacho de España le comete una falta al portugués Cristiano Ronaldo, Estadio Fisht, Sochi, Rusia - 15 de junio de 2018 REUTERS / Lucy Nicholson

En el caso -improbable pero no imposible- de que ambos equipos cierren su participación con marcadores idénticos, las reglas del “fair play” -que la FIFA incorporó en este Mundial como elemento adicional de desempate- estarán a mano para decidir los clasificados a octavos de final.

España y Portugal sumaron cuatro puntos en sus primeros dos partidos, un punto más que Irán. Marruecos ya está eliminado porque perdió sus dos partidos hasta el momento.

Tras el empate 3-3 en su debut en el Mundial, España y Portugal obtuvieron victorias de 1-0 sobre Irán y Marruecos, respectivamente, y llegan a su tercer partido del grupo con la misma cantidad de puntos, diferencia de goles y goles marcados.

Como el partido entre ambos terminó en empate, todos los desempates relacionados con ese juego son irrelevantes.

Y si este sigue siendo el caso después del partido final, entonces se usarán los registros de “fair play” de ambos equipos.

España se encuentra actualmente liderando el Grupo B porque tienen un mejor registro disciplinario, con solo una tarjeta amarilla en sus dos primeros partidos.

Portugal ha tenido dos amonestaciones debido a la amarilla mostrada a Adrián Silva a los 92 minutos del encuentro contra Irán.

Por lo tanto, además de buscar una victoria que les asegure el pasaje a los octavos de final, tanto España como Portugal deberán también mantener la calma y no aumentar el número de tarjetas.

Bajo el sistema de “fair play” de la FIFA, una tarjeta amarilla cuenta como menos un punto, mientras que una roja indirecta es menos tres. Una tarjeta roja directa le costaría a cada equipo cuatro puntos.

En el caso extraordinario de que ambos equipos terminen con idénticos registros disciplinarios, la FIFA realizará un sorteo para decidir la ubicación del equipo y, posiblemente, su futuro en el Mundial.

En 1990, Holanda e Irlanda empataron en el segundo lugar de su grupo con récord idénticos, por lo que se hizo un sorteo para decidir qué equipo avanzaría en segundo lugar y cuál quedaría como el mejor tercer clasificado.

Los holandeses quedaron segundos.

Reporte de Jack Tarrant; Editado en español por Daniela Desantis

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below