June 26, 2018 / 11:58 AM / 4 months ago

La lesión de Salah prueba ser una herida demasiado profunda para que Egipto se recuperara

NIZHNY NOVGOROD, Rusia (Reuters) - La lesión de hombro de Mohamed Salah surgió como una nube oscura sobre la campaña de Egipto en el Mundial, ya que los “Faraones” quedaron eliminados rápidamente pese a tener grandes esperanzas de llegar lejos en su regreso al torneo tras 28 años de ausencia.

El egipcio Mohamed Salah después del partido frente a Arabia Saudita, Volgograd Arena, Rusia - 25 de junio de 2018 REUTERS / Darren Staples

La incertidumbre que rodeó la participación del delantero del Liverpool tras la lesión de ligamentos de hombro en la final de la Liga de Campeones del mes pasado tuvo un gran impacto en los preparativos y la confianza del equipo en el torneo.

“Habría sido mucho más deseable haberlo tenido con nosotros mientras nos estábamos preparando”, reflexionó el entrenador Héctor Cúper, cuyos meticulosos preparativos previos al torneo en Suiza fueron saltados por Salah mientras el delantero buscaba recuperarse para Rusia.

La especulación de “¿jugará o no?” se extendió más allá del debut, cuando Cúper consideró que el partido contra Uruguay era el más difícil del Grupo A y optó por no arriesgar a Salah.

Se esperaba que la presencia de Salah impulsara el rendimiento de Egipto pero, aunque marcó contra Rusia y Arabia Saudita, su equipo perdió ambos choques para cerrar el Grupo A último y sin puntos.

Los hinchas tenían muchas expectativas después de que Egipto clasificó al Mundial, especialmente tras un sorteo considerado favorable y más teniendo en cuenta las hazañas de Salah en Liverpool, donde marcó 44 goles en la temporada.

Desde su última aparición en 1990, Egipto dominó el fútbol continental tanto en la Copa Africana de Naciones como a nivel de clubes, pero fracasó en las sucesivas campañas de clasificación al Mundial hasta que llegar al torneo se convirtió en una obsesión.

El veterano entrenador argentino Cúper armó un equipo relativamente inexperto para explotar la velocidad de Salah en el contraataque.

Sin embargo, una excesiva dependencia en el atacante de 26 años se hizo evidente cuando los egipcios reaccionaron horrorizados cuando cayó sobre su hombro en el partido en Kiev, una caída cuyo doloroso resultado efectivamente saboteó sus esperanzas.

El equipo ahora regresa a casa con un futuro incierto, con Cúper preparado para no seguir en el puesto y la liga local en ebullición ya que sus clubes sienten la presión financiera de las restricciones a los espectadores impuestas por las autoridades a raíz del levantamiento de la Primavera Árabe hace unos siete años.

Editado en español por Javier Leira

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below