June 30, 2018 / 5:37 PM / 5 months ago

ANÁLISIS-Mbappé brilla y rescata a su país cuando más lo necesitaba, lo que Messi no pudo hacer

KAZÁN, Rusia (Reuters) - La idea de un número 10 sumamente talentoso que cargara con todo el peso sobre la espalda y llevara a su equipo a los cuartos de final de la Copa del Mundo era una apuesta segura para el choque mundialista entre Francia y Argentina.

El delantero francés Kylian Mbappe celebra un gol ante Argentina en octavos de final del Mundial. Junio 30, 2018. REUTERS/Michael Dalder

Muchos creían que Lionel Messi iba a ocupar ese lugar, pero en su lugar quien apareció como salvador fue Kylian Mbappé.

El jugador de 19 años hizo lo que quiso ante Argentina de principio a fin en la emocionante victoria de Francia 4-3 en Kazán y el único recurso de los sudamericanos para detener sus corridas explosivas fue turnarse para derribarlo.

Las crónicas dirán que la “albiceleste” fue incapaz de detener a Mbappé, quien puso el 3-2 en el segundo tiempo y luego selló la victoria -y el destino de Messi- con otra gran definición.

Mbappé realmente no había jugado bien en el torneo, pero todo cambió ante Argentina. El delantero revivió en Kazán, donde mostró toda su capacidad, en un partido en el que Messi se congeló, demostrando que ni siquiera uno de los mejores futbolistas de la historia puede triunfar cuando el equipo que lo rodea tiene muchas grietas.

Claramente, Mbappé está mejor rodeado que Messi a nivel colectivo y tuvo una gran conexión con jugadores de clase mundial como Blaise Matuidi, Paul Pogba y Antoine Griezmann.

Por su parte, Messi tuvo claros problemas de sintonía con Cristian Pavón, Enzo Pérez -que juegan en la liga local- y Javier Mascherano, que abandonó al Barcelona para ir al fútbol chino.

Mbappé fue una pesadilla para Argentina, cuya zaga únicamente pudo frenarlo con faltas para cargarse de amonestaciones. Mascherano, Marcos Rojo y Nicolás Tagliafico sufrieron a más no poder con el atacante del PSG.

Francia debería haber dado la puntada final para dejar sin vida a la “albiceleste”, pero a los 50 minutos estaba 1-2 tras el golazo de larga distancia de Angel Di María y la definición con fortuna de Gabriel Mercado, dos jugadas en las que la zaga del elenco europeo claramente cometió errores graves.

Por 10 minutos Francia estuvo al borde del abismo, pero cuando su equipo más lo necesitaba volvió a aparecer Mbappé.

El atacante salió al rescate de su equipo, algo que Messi no logró el sábado ni en casi ninguno de los choques previos de su equipo.

Reporte de Richard Martin. Editado en español por Javier Leira

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below