July 2, 2018 / 6:56 PM / 4 months ago

Yerry Mina, el niño tímido que se erige como el gladiador de Colombia en el Mundial de Rusia

BOGOTÁ (Reuters) - Cuando el tímido niño Yerry Mina entrenaba descalzo en la polvorienta cancha de fútbol de Guachené, su humilde pueblo natal en el suroeste de Colombia, soñaba con evitar goles y no con convertirlos como lo ha hecho en el Mundial de Rusia.

Foto de archivo de Yeery Mina tras marcar el gol de la victoria de Colombia 1-0 sobre Senegal. Jun 28, 2018 REUTERS/Carlos Garcia Rawlins

Casi 24 años después, el corpulento futbolista de 1,95 metros que alguna vez quiso ser arquero siguiendo los pasos de su padre, se convirtió en un símbolo de la perseverancia y en ídolo de un país que busca hacer historia cuando enfrente el martes a Inglaterra con la ilusión de avanzar a los cuartos de final.

Aunque no jugó el primer partido en el que Colombia perdió 1-2 frente a Japón, el técnico José Pékerman lo incluyó en el juego contra Polonia, en el que Mina, aprovechando su estatura, marcó de cabeza en la victoria 3-0 sobre el equipo europeo.

Y cuando más necesitada estaba la selección cafetera en el partido contra Senegal para pasar a octavos, Mina se levantó a un cobro de tiro de esquina y conectó un potente cabezazo que le dio la victoria y la clasificación a Colombia.

“Era muy tímido, inclusive yo muchas veces como se dice vulgarmente le decía que se avispara (despertara) porque era demasiado tímido”, recordó recientemente su madre Marianela González en una entrevista con Caracol Radio.

“Desde que tenía cuatro años se iba descalzo para el campo de juego. El entrenamiento era a las cuatro de la tarde y él se iba a la una, Yo le decía no sea tan aficionado que allá no ha llegado nadie. Me decía no mamá yo quiero estar de primero siempre”, relató la madre del defensa de la selección Colombia.

Su entrenador en Guachené, Seifar Aponzá, lo recuerda como un niño lento que lloraba cada vez que se equivocaba.

“Yerry era un muchacho gordito, en sus comienzos era gordito, era paquidérmico y muy tímido, la verdad Yerry cuando se regañaba lo primero que hacía era llorar”, relató Aponzá quien lo obligó a desistir de la idea de ser arquero y lo probó como jugador de campo.

CAMINO ESPINOSO

Con ganas y disciplina, Mina fue avanzando un camino atravesado por obstáculos. Aponzá dijo que a los 12 años, Yerry le propuso que entrenaran un 25 de diciembre, sin tener en cuenta que era la celebración de la Navidad. “Me llevó a pensar que iba a ser grande”.

El futbolista que ha jugado a nivel profesional con el Deportivo Pasto e Independiente Santa Fe en Colombia, Palmeiras de Brasil y Barcelona de España, debió sobreponerse a continuas molestias durante los viajes.

“Yerry era muy malo para viajar, cuando hacíamos los partidos intermunicipales casi siempre se vomitaba”, dijo Aponzá.

Sus familiares recuerdan que antes de comenzar su carrera profesional con el Pasto, viajaba a entrenar a la ciudad de Cali, casi siempre sin dinero para pagar el pasaje en autobús, por lo que se colgaba en la parte posterior de los tractocamiones y volquetas.

Su madre afirmó que en más de una ocasión la llamó llorando para decir que estaba aburrido y regresaría a su pueblo natal porque el entrenador del Deportivo Pasto no le daba la oportunidad de debutar. Pero ella siempre le pidió tener paciencia.

“Con los pies en la tierra y los ojos en el cielo”, asegura González sobre la costumbre de Yerry de entrar descalzo a la cancha, como lo hizo con el Barcelona cuando fue incorporado a ese club de España en enero.El DT José Pékerman reconoce la capacidad de Mina de reponerse frente a los problemas.

“Acá llegó y se recuperó, entrenó y sabía que tenía que ponerse bien, y lo está logrando. Vuelve a ser el que nosotros conocimos, es un jugador con mucha posibilidad de seguir creciendo”, dijo el lunes en una rueda de prensa.

Mina, quien apoya una obra social para ayudar niños pobres en Guachené, es consiente que queda camino por recorrer.

“Queremos ir por más y por ahora hemos cumplido” dijo después del triunfo ante Senegal que puso a Colombia en los octavos de final.

Reporte de Luis Jaime Acosta, editado por Gabriela Donoso

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below