July 4, 2018 / 5:28 PM / 4 months ago

A pesar de las expectativas, Suiza deja el Mundial con sombrío desempeño

SAN PETERSBURGO (Reuters) - Suiza parecía haber dejado atrás el estigma de haber participado en uno de los peores duelos de la historia de la Copa del Mundo, pero abandona el Mundial de Rusia con un desempeño casi tan malo como el mostrado en el infame partido de hace 12 años.

El entrenador de la selección suiza de fútbol, Vladimir Petkovic, antes de enfrentar a Suecia por los octavos de final de la Copa del Mundo de la FIFA en San Petersburgo, Rusia, jul 3, 2018. REUTERS/Henry Romero

El equipo helvético, que ocupa el sexto lugar del ranking FIFA, llegó al torneo con posiblemente la mejor generación en su historia y alardeando de un plantel multiétnico con más talento individual y carisma que sus predecesores.

El técnico Vladimir Petkovic habló con orgullo durante el torneo de su equipo. Pero el resultado final, una eliminación en la segunda ronda, fue casi el mismo que en 2006, cuando Suiza se despidió en penales tras un deslucido empate 0-0 con Ucrania, un duelo que frecuentemente es recordado como uno de los puntos más bajos en la historia de la Copa del Mundo.

Tal como lo hicieron en aquella noche en Colonia, los suizos se fueron del Mundial 2018 jugando sin alma en un duelo para el olvido.

Petkovic dijo que a su equipo le faltó emoción en la derrota 1-0 ante Suecia, sin explicar la razón a pesar de la insistencia de los periodistas suizos.

“A lo mejor estábamos muy seguros de nosotros mismos”, sostuvo.

El resultado fue una decepción que dejó una pregunta incómoda sobre si esta generación podrá alcanzar su máximo potencial en algún momento.

Suiza debería estar cosechando los frutos de un programa de desarrollo juvenil que ha buscado sacar el potencial de algunos futbolistas descendientes de inmigrantes, muchos de ellos provenientes de la exYugoslavia.

Hace cuatro años, Suiza también llegó a octavos de final, cuando llevó a Argentina a una sufrida victoria en el último minuto del alargue.

Tras una eliminación en la segunda ronda en la Eurocopa 2016 que dejó la impresión de que Suiza podía haber hecho más, el Mundial de Rusia era visto no solo como una verdadera prueba, sino como su gran oportunidad.

El empate 1-1 ante Brasil en su primer duelo sugirió que este podría ser el momento del equipo y llevó a Petkovic a quejarse de que su Suiza no tenía el reconocimiento que merecía.

A eso le siguió una victoria 2-1 ante Serbia y luego un empate 2-2 con Costa Rica que envió a los helvéticos a octavos de final.

Pero ante Suecia fracasaron.

“Suecia no fue un mejor equipo, pero nosotros no tuvimos ese plus en el ataque, y cuando no tienes ese extra se vuelve difícil”, dijo el defensor Johan Djourou.

El mediocampista Valon Behrami fue más pesimista.

“Tal vez alcanzamos nuestro límite”, dijo. “Tengo la sensación de que no estamos listos para los partidos realmente importantes, o no somos lo suficientemente buenos”.

Editado en español por Daniela Desantis

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below