July 13, 2018 / 8:26 PM / 4 months ago

Aficionado croata espera boleto para final del Mundial tras desviarse 4.000 kilómetros

MOSCÚ (Reuters) - El aficionado croata Dubravko Flegar estaba tan interesado en apoyar a su selección en el Mundial que trató de conducir a Rusia, pero fue rechazado cuando intentó cruzar Crimea.

El estadio Luzhniki en Moscú, jul 12, 2018. REUTERS/Kai Pfaffenbach

Como resultado, se perdió el choque de su equipo en los cuartos de final el 7 de julio, pero la exitosa carrera de Croacia hasta la final contra Francia le dio tiempo para volver a planear su viaje y finalmente llegar a Rusia.

El técnico dental croata de 51 años y tres amigos partieron en un viaje de 2.000 kilómetros esperando asistir a los cuartos de final de Croacia contra Rusia en Sochi.

Pero después de cruzar Hungría, Rumania, Moldavia y el estado separatista de Transdniestria, -del que ninguno de ellos había oído hablar-, condujeron hasta el sur de Ucrania para descubrir que no podían entrar a la península de Crimea, que Rusia anexó desde la región ucraniana en 2014.

Entonces se perdieron ese juego. Cruzar a la península, que se ha integrado efectivamente a Rusia, es un proceso complejo que requiere permiso previo de Kiev y Moscú. “No sabíamos esto. Tomó casi tres días, el camino es terrible”, dijo Flegar.

La única ruta alternativa implicaba conducir hasta la oriental ciudad ucraniana de Kharkov, al norte de los territorios controlados por los rebeldes, y luego ir hacia el sur a través de Rusia. Pero las enormes distancias significaban que no llegarían a tiempo.

Cambiaron sus boletos de cuartos de final por entradas para las semifinales, apostando a una victoria de Croacia contra Rusia, y Flegar se fue a casa en un viaje de ida y vuelta de 4.000 kilómetros.

Reservaron un vuelo a Moscú para ver a su selección vencer 2-1 a Inglaterra en la semifinal del 11 de julio y se han quedado en la capital rusa con la esperanza de conseguir boletos para la final del domingo contra Francia.

El viernes, Flegar estaba almorzando con sus tres amigos en una calle peatonal popular entre los hinchas con un letrero grabado en su sombrero con cuadros rojos y blancos que decía “Necesito boletos”.

Pero se encontraron con precios exorbitantes, aunque Flegar dijo que espera obtener boletos a un precio justo. “Es demasiado caro en este momento, pidieron 2.000 dólares”, dijo Flegar a Reuters.

“Es mucho para cuatro muchachos como nosotros, son 8.000 dólares. Podríamos comprar un automóvil”.

Escrito por Tom Balmforth. Editado en español por Carlos Calvo Pacheco

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below