July 14, 2018 / 3:23 PM / 3 months ago

Africanos adoptan a Francia como favorita en la final del Mundial por los lazos que los unen

MOSCÚ (Reuters) - El interés directo de África en el Mundial terminó demasiado rápido tras la eliminación de todos sus equipos en la primera fase, pero como Francia tiene 14 futbolistas con raíces en el continente, hay pocas dudas sobre a qué selección apoyarán los africanos en la final del domingo.

Foto del sábado de los futbolistas franceses Paul Pogba y Samuel Umtiti en la práctica previa a la final del Mundial en Luzhniki. Jul 14, 2018. REUTERS/Carl Recine

El progreso de Francia hacia el partido decisivo en Moscú contra Croacia ha mantenido vivo el interés de África. El diverso y multicultural elenco francés, además, representa no solo la heterogeneidad de ese país sino también la diáspora africana que es un hervidero de talento futbolístico.

“La diversidad del equipo es la imagen del hermoso país que es Francia”, dijo el viernes el centrocampista Blaise Matuidi, nacido en Toulouse de padre angoleño y madre congoleña. “Para nosotros es genial. Estamos orgullosos de representar esta hermosa camiseta y creo que la gente también está orgullosa de tener una selección como esta”.

Las comunidades de emigrantes no solo proporcionan un número significativo de jugadores a las selecciones de toda Europa. También benefician a los equipos africanos, que tienen más jugadores talentosos a los que apelar para el armado de sus propios planteles.

A menudo se viven batallas emocionales cuando las autoridades de fútbol africano se enfrentan cara a cara con las federaciones europeas para definir a qué selección defenderá algún jugador nacido en Europa pero con raíces africanas.

Y el domingo, esos dirigentes verán saltar a la cancha a muchos jugadores que son talentos africanos que se les escaparon de las manos.

Los hermanos gemelos mayores de Paul Pogba juegan para Guinea. El centrocampista del Manchester United, nacido en los suburbios de París, tenía 20 años cuando representó por primera vez a Francia, por lo que quedó atado a su causa. La FIFA permite que un futbolista cambie de selección si no jugó ningún encuentro oficial a nivel absoluto.

Camerún envió al famoso delantero Roger Milla para tratar de persuadir a Samuel Umtiti para que juegue en su selección. El defensor nació en Yaundé, pero se mudó a Francia a una edad temprana y llegó a la selección mayor tras su paso por los equipos nacionales juveniles franceses.

    El portero suplente Steve Mandanda es el otro miembro de la selección francesa nacido en África. Además, tiene un hermano que ha jugado para la República Democrática del Congo.

El resto de los integrantes del plantel con raíces africanas son jugadores nacidos en Francia de padres de Argelia, Angola, Congo, Mali, Mauritania, Marruecos, Nigeria, Senegal y Togo.

Los estrechos vínculos entre el fútbol francés y el africano datan de hace unos 80 años. El senegalés Raoul Diagne jugó en la Copa Mundial de 1938 y más tarde se convirtió en diputado en la asamblea francesa, así como en el primer entrenador de la Senegal independiente.

Just Fontaine, cuya marca de 13 goles en el Mundial de 1958 sigue siendo un récord, llegó de Marruecos y Zinedine Zidane, posiblemente el mejor futbolista francés de la historia, nació en Marsella de padres argelinos.

Zidane fue el símbolo de la selección francesa campeona del mundo en 1998, cuyo éxito fue aclamado como un poderoso e inspirador rechazo al racismo en la sociedad francesa.

Reporte de Mark Gleeson; Editado en español por Javier Leira

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below