May 22, 2018 / 2:14 PM / 5 months ago

Egipto buscará en el Mundial revertir décadas de decepción

22 mayo (Reuters) - El dominio de Egipto en el fútbol africano contrasta con el bajo rendimiento del país en las eliminatorias a la Copa del Mundo, pero los “Faraones” llegan a Rusia con la posibilidad de poner fin a décadas de desilusiones.

Egipto, un país muy apasionado con el fútbol, ​​ha ganado siete veces la Copa Africana de Naciones, pero solo había clasificado a dos ediciones de la Copa del Mundo previamente, en 1934 y 1990.

En ambas ocasiones, Egipto se retiró del certamen sin ganar un partido, pero bajo el mando del argentino Héctor Cúper tiene la capacidad de superar la fase de grupos en el torneo que comienza el mes próximo en Rusia.

La velocidad y habilidad del delantero Mohamed Salah son un activo letal para los egipcios, que compartirán el Grupo A del Mundial con Uruguay, Arabia Saudita y el local Rusia. El sorteo le da a Egipto una buena oportunidad de llegar a los octavos de final de la cita planetaria por primera vez en su historia.

    Egipto ocupa el puesto 46 del ranking de la FIFA, por encima de Rusia y Arabia Saudita, y debería terminar segundo en el Grupo A por detrás de Uruguay. En octavos de final probablemente podría chocar con España o Portugal.

El equipo de Cúper llegó a la tercera ronda de la eliminatoria africana para el Mundial con cuatro victorias, un empate y una derrota, utilizando un esquema basado en una gran solidez defensiva.

El entrenador de 62 años, que llevó dos veces al Valencia a la final de la Liga de Campeones, ha desarrollado un equipo capaz de presionar en el mediocampo y utilizar la velocidad de Salah para lanzar contraataques devastadores.

Con 44 goles y 16 asistencias en todas las competiciones con el Liverpool esta temporada, Salah es el arma más poderosa de Egipto. Anotó cinco de los ocho goles de su equipo en la ronda final de las clasificatorias.

Detrás de él, Egipto tiene una mezcla de juventud y experiencia.

    Cúper puede recurrir en ataque a Ramadan Sobhi, del Stoke City, y Mahmoud Hassan, más conocido como “Trezeguet”, quienes tienen la capacidad de superar a cualquier defensa.

El portero y capitán Essam El Hadary se convertirá en el futbolista más viejo en jugar un Mundial con 45 años, mientras que Ahmed Hegazi, del West Bromwich Albion, se asocia muy bien con Rami Rabia en el mediocampo.

El centrocampista del Arsenal Mohamed Elneny protege a los cuatro defensas que usualmente utiliza Cúper, mientras que Abdallah Said ofrece creatividad en el centro del campo.

    Trezeguet habló hace algún tiempo de la necesidad de que Egipto tenga confianza en sí mismo para superar la fase de grupos en Rusia.

“Tendremos que jugar cada partido como si fuera una final”, dijo. “No debemos temer a ningún equipo en la Copa del Mundo”.

Reporte de Simon Jennings en Bengaluru. Editado en español por Rodrigo Charme

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below