May 24, 2018 / 2:43 PM / 5 months ago

Suiza llega con expectativas altas al Mundial pese al bajo nivel de algunas figuras

BERNA, 24 mayo (Reuters) - La selección de Suiza generalmente llega a los principales torneos con ambiciones modestas, pero ahora, con una de las mejores generaciones de futbolistas que el país ha tenido en un pico de rendimiento, las expectativas son mucho más altas para el Mundial que comienza en pocos días.

El equipo tiene muchos jugadores que se desempeñan en las principales ligas de Europa y Ricardo Rodríguez, Fabian Schaer, Xherdan Shaqiri y Granit Xhaka ya cuentan con un Mundial y una Eurocopa sobre sus hombros.

El fútbol suizo está cosechando los frutos del duro trabajo realizado en el desarrollo de las categorías menores hace una década, aprovechando el potencial que ofrecen los inmigrantes de segunda generación, muchos de la ex Yugoslavia.

El entrenador Vladimir Petkovic ha intentado establecer una nueva actitud en el equipo, diciéndole a sus jugadores que ya no son “la pequeña Suiza” y que deben dominar los partidos.

Las viejas tácticas defensivas que aburrieron a los hinchas en los Mundiales de 2006 y 2010 han desaparecido. Suiza saltó al sexto puesto en la clasificación de la FIFA, perdió solo uno de los 12 partidos en la fase de clasificación y recientemente disfrutó de un 6-0 sobre Panamá.

Pero a pesar de todo el optimismo, las dudas persisten.

Suiza no ha enfrentado a ninguno de los mejores equipos del mundo, salvo Portugal, desde la Eurocopa 2016, un torneo en el que nunca estuvo a la altura de sus expectativas y fue eliminada ante Polonia en octavos de final.

Además, algunos jugadores han sufrido un bajón en su nivel.

Schaer no juega en el Deportivo La Coruña, Shaqiri ha sido relegado en el Stoke City y Xhaka, que dirige el centro del campo suizo, ha sido el chivo expiatorio de las fallas del Arsenal.

El mayor problema radica en ofensiva, donde ninguno de los potenciales delanteros ha tenido una buena temporada a nivel de clubes. Haris Seferovic, la primera opción para el centro del ataque, fue relegado al papel de sustituto en Benfica.

Suiza ha clasificado a octavos de final en los dos últimos torneos importantes que jugó, pero no llega a cuartos de final desde el Mundial de 1954 que jugó como local.

Y un sorteo complicado hizo bajar las esperanzas de que el equipo pueda dar ese paso esta vez. Todos esperan que Brasil gane el Grupo E, por lo que Suiza deberá luchar con Costa Rica y Serbia por el segundo lugar, lo que probablemente devenga en un choque en octavos de final ante el campeón defensor Alemania.

Escrito por Brian Homewood. Editado en español por Javier Leira

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below