May 4, 2018 / 11:16 AM / 6 months ago

ANÁLISIS-Ajuste en solitario de Fed EEUU impulsa subida del dólar

LONDRES, 4 mayo (Reuters) - Mientras se disipa rápidamente la especulación sobre alzas de tasas de interés y “normalización” monetaria en la zona euro, Japón, Gran Bretaña y China, la Reserva Federal de Estados Unidos ahora quedó en soledad con su ajuste monetario, lo que repentinamente recargó de potencia al dólar.

Billetes de dólar estadounidense se muestran en una tienda de cambio de moneda en Ciudad Juárez, México, el 15 de enero de 2018. REUTERS / Jose Luis Gonzalez

El resurgimiento de la moneda estadounidense después de más de un año en retroceso ya está causando el caos en los mercados emergentes desde Turquía hasta Argentina e Indonesia, mientras ajusta las condiciones financieras globales de una forma que eventualmente podría hacer que incluso la Fed considere una pausa.

En solo dos semanas, el dólar ha repuntado casi cuatro por ciento contra una cesta de monedas principales, borrando todas las pérdidas que había sufrido desde el comienzo de 2018.

Ante un conjunto más amplio de divisas, incluyendo de los mercados emergentes, el dólar ahora está en territorio positivo frente a la mitad de ellas.

Dos factores podrían indicar que la subida del dólar, que es potencialmente dañina para la economía mundial debido a su predominio como la unidad de fondeo global, tiene más espacio para correr.

Primero está el diferencial de tasas de interés. Si bien la Fed dejó las tasas sin cambios el miércoles, posiblemente las elevará en un total de 75 puntos básicos este año. Esto significa que las tasas estadounidenses probablemente subirán aún más respecto a todas las otras en el mundo desarrollado.

La tasa interbancaria de la Fed ya está en un rango de 1,50 a 1,75 por ciento, comparado con la tasa referencial de depósitos del Banco Central Europeo (BCE), de menos 0,4 por ciento, mientras que el Banco de Japón está comprometido a guiar las tasas de corto plazo en menos 0,1 por ciento.

Datos del jueves que mostraron que la inflación de la zona euro se moderó aún más el mes pasado podrían cimentar esa opinión, especialmente después de que la Fed no dio señales de alejarse de su sendero de ajuste luego de su encuentro de política, llamando sostenible al reciente ascenso de la inflación estadounidense.

El segundo factor es la cantidad récord de apuestas “cortas” al dólar por parte de especuladores que pensaban que el dólar se debilitaría. Estas posiciones totalizaban casi 24.000 millones de dólares a fines de abril, apenas algo debajo de un máximo de 28.000 millones de dólares.

Dichas apuestas se habían multiplicado por 10 en poco más de un año, basadas en la creencia de que otras economías mayores, notablemente en Europa, continuarían expandiéndose a un ritmo más veloz que Estados Unidos, permitiendo a los banqueros centrales reaccionar más rápido de lo que los mercados estaban descontando.

“La combinación del diferencial de rendimientos con el tema del dólar significa que el repunte podría tener más espacio para correr, especialmente contra el euro y la libra esterlina, ya que existe una posición corta estructural grande en dólares en el mercado”, dijo Salman Ahmed, presidente de inversiones de Lombard Odier Investment Managers.

El avance del dólar este año es una reversión desde 2017, cuando se debilitó contra todas las otras divisas.

Incluso en el comienzo de 2018, la mayoría de los analistas creían que las pérdidas de la moneda norteamericana crecerían. El euro gozaba de impulso mientras el BCE parecía estar listo para deshacer su estímulo económico en septiembre y subir sus tasas en el primer trimestre de 2019.

De forma similar, la libra esterlina parecía haber dejado atrás los temores relacionados con el Brexit, debido a expectativas de dos alzas de tasas este año por parte del Banco de Inglaterra. Paralelamente, la economía japonesa había disfrutado de ocho trimestres seguidos de expansión, la racha más larga de ese tipo desde la década de 1980.

Pero una serie de datos ominosamente débiles está causando especulaciones de que el BCE podría tener que aplazar el cierre de su programa de compras de bonos desde septiembre. Tales datos parecen también haber descarrilado una esperada subida de tasas en mayo en Gran Bretaña, a la vez que Japón descartó su cronograma para alcanzar las metas de inflación, indicando que no dejará su estímulo.

“Las expectativas para el crecimiento europeo y japonés probablemente fueron demasiado lejos y hemos visto un poco de pérdida de impulso”, dijo Nick Wall, un gerente de cartera de Old Mutual Global Investors, aunque observó que la expansión continuaba robusta en esas regiones.

En tanto, el banco central chino también contribuyó a la fortaleza del dólar por medio de inyecciones de liquidez en los mercados de dinero y recortando los ratios de requisitos de reserva para los bancos en 100 puntos básicos a mediados de abril.

Otros bancos centrales, notablemente los de Suiza y Suecia, también se tornaron más flexibles. El organismo sueco sugirió esta semana que podrían desplegarse más “herramientas” para alentar la inflación.

“Eso ciertamente deja a la Fed como el único jugador que ajusta”, dijo Wall.

Reporte de Saikat Chatterjee y Ritvik Carvalho; reporte adicional de Sujata Rao y Dhara Ranasinghe; editado en español por Gabriel Burin

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below