August 20, 2018 / 3:50 PM / 2 months ago

RESUMEN- China desafía presión de EEUU mientras UE se desprende de petróleo iraní

PEKÍN/SINGAPUR (Reuters) - China, que busca eludir las sanciones estadounidenses, utilizará tanqueros de Irán para sus compras de crudo a la república islámica, dándole respaldo financiero mientras compañías europeas como la francesa Total se desprenden de aquellos suministros por temor a represalias de Washington.

Imagen de archivo. Un petrolero descargando crudo en una terminal de petróleo en Zhoushan, provincia de Zhejiang, China, 4 de julio de 2018. REUTERS / Stringer ESTA IMAGEN FUE PROPORCIONADA POR UN TERCERO. NO USAR EN CHINA

Estados Unidos está intentando frenar las exportaciones de petróleo iraníes para forzar al país a negociar un nuevo acuerdo nuclear y reducir su influencia en Oriente Medio.

China, que ha disminuido sus importaciones de crudo estadounidense por efecto de la guerra arancelaria con Washington, ha dicho que se opone a sanciones unilaterales y que defenderá sus lazos comerciales con Teherán.

El lunes, fuentes dijeron a Reuters que inversores chinos de petróleo iraní estaban comenzando a trasladar los suministros a cargueros de la compañía National Iranian Tanker Co (NITC) para casi todas sus importaciones.

La medida indica que China, el principal comprador de petróleo iraní, desea seguir adquiriendo suministros a la república islámica a pesar de las sanciones, reimpuestas después de que Estados Unidos se retiró en mayo del acuerdo nuclear firmado con Teherán y varias potencias mundiales.

“El traslado comenzó recientemente y fue casi una decisión simultánea de las dos partes”, dijo una de las fuentes, un importante ejecutivo de la industria petrolera en Pekín que pidió no ser identificado porque no está autorizado para hablar públicamente sobre las transacciones.

Irán empleó un sistema similar entre 2012 y 2016 para eludir las sanciones aplicadas por potencias occidentales, las cuales redujeron sus exportaciones e hicieron virtualmente imposible conseguir los seguros de embarques para hacer negocios con Teherán.

Irán, el tercer mayor productor de la OPEP, depende de sus ventas a China, Japón, Corea del Sur y la Unión Europea para generar ingresos y mantener su economía a flote.

EN RETIRADA

Estados Unidos ha pedido a los compradores de petróleo iraní que suspendan sus importaciones a partir de noviembre. Japón, Corea del Sur, India y casi todas las naciones europeas ya han recortado sus transacciones.

Total, que solía ser uno de los principales compradores de crudo iraní, ha dicho que no le queda más alternativa que frenar sus importaciones y abandonar proyectos en Irán a fin de cuidar sus negocios con Estados Unidos.

El lunes, el ministro del Petróleo de Irán, Bijan Zanganeh, dijo que Total dejó atrás oficialmente su inversión en el proyecto de gas de South Pars. Más tarde, la petrolera francesa confirmó su salida.

Las autoridades iraníes habían sugerido previamente que la estatal china CNPC podría hacerse con la participación de Total en South Pars y el ministro Zanganeh dijo que el proceso para reemplazar a la compañía francesa ya estaba en curso.

Buena parte de las compañías europeas en el negocio petrolero reconocen que se verán forzadas a desprenderse del crudo iraní por temor a las sanciones de Washington y a perder acceso a operaciones que requieren de dólares estadounidenses.

Reporte adicional de Parisa Hafezi en Ankara; escrito por Dmitry Zhdannikov. Editado en español por Marion Giraldo

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below