August 20, 2018 / 4:00 PM / a month ago

Estado fronterizo brasileño pide a máximo tribunal que detenga entrada de venezolanos

Por Mateus Maia y Lisandra Paraguassu

Militares venezolanos patrullan mientras mujeres pasan hacia Santa Elena para dormir, tras cruzar el control fronterizo de Pacaraima con Brasil. 19 de agosto de 2018. REUTERS/Nacho Doce

BRASILIA (Reuters) - El gobierno del estado de Roraima, en el norte de Brasil, pidió el lunes al Supremo Tribunal Federal (STF) que detenga la entrada de inmigrantes venezolanos, aumentando la presión sobre el Ejecutivo para que resuelva una creciente crisis regional.

La petición se produjo tras un fin de semana de violencia en el estado, donde han llegado decenas de miles de venezolanos en los últimos años huyendo de la inestabilidad económica y política en su país.

“Como consecuencia de los graves conflictos del fin de semana, el estado de Roraima presentó una petición urgente (...) que busca la suspensión temporal de la inmigración venezolana a través de la frontera”, dijo el gobierno estatal en un comunicado.

El STF ya rechazó un pedido previo de Roraima, ya que la Constitución brasileña exige mantener la frontera abierta, por lo que es improbable que acceda ahora.

La tensión se ha estado incrementando últimamente en varios países latinoamericanos, que están adoptando una línea más dura frente a los emigrantes venezolanos. Por ejemplo, los gobiernos de Ecuador y Perú anunciaron la semana pasada que deberán mostrar pronto pasaportes difíciles de conseguir, en lugar de las tarjetas nacionales de identidad.

El presidente de Brasil, Michel Temer, anunció el domingo un aumento de 31 a 151 en el contingente de soldados destinados para mantener el orden en la frontera, al tiempo que prometió que acelerará la recolocación de inmigrantes venezolanos a otros estados brasileños. Temer se ha negado en varias ocasiones a clausurar la frontera.

“El cierre de la frontera es impensable, porque es ilegal”, dijo el lunes Sérgio Etchegoyen, ministro brasileño de Seguridad Institucional. “Hay tensión, pero no conflicto”, afirmó, agregando que los soldados están patrullando ahora la frontera y que la situación ha mejorado.

Roraima ha acudido en numerosas ocasiones a los tribunales molesto por la percepción de que no hay apoyo federal para lidiar con la crisis migratoria, con la esperanza de que los jueces puedan doblar el pulso a Brasilia.

A principios de mes, un juez federal en Roraima ordenó el cierre de la frontera hasta que el estado pudiera crear condiciones “humanitarias” para recibir a los venezolanos, pero la decisión fue anulada rápidamente por un tribunal de apelaciones.

Editado en español por Carlos Serrano

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below